RUMBO AL 2012 MARZO 28

LOS FACTORES DE INFLUENCIA (III)
Por Alberto Amador Leal

Estudios demoscópicos diversos, apuntan una cómoda ventaja de Enrique Peña Nieto , que oscila entre 7 y 12 puntos, según las diversas encuestadoras. No obstante, el grupo de indecisos sigue siendo altísimo: de 22 a 30 % . En este estado de las cosas las estrategias de los partidos serán definitivas. ¿Cómo diseñar la mejor estrategia en esta fase definitiva en que inician las campañas propiamente dichas ? Justamente a partir de la identificación de los factores de influencia en la opinión ciudadana o en la dinámica del proceso.
Apuntamos en la colaboración pasada cinco factores: comportamiento del crimen organizado; los efectos de la visita del Papa ; el juego de intereses de los grupos dominantes en la TV y telecomunicaciones; la división de los partidos; y el efecto de las resoluciones de la corte, en temas como el caso Cassez.

Ahora agregamos otros tantos factores a considerar:

6.- La inconformidad social. La tensión acumulada por la falta de empleo e ingreso y la trágica secuela de   desigualdad y pobreza; están generando una enorme presión, apenas paliada por las redes de solidaridad familiares. La salida emocional de esta situación puede ir desde la explosión social, hasta el abstencionismo, pasando por el rechazo al gobierno y a los partidos que aparezcan como dominantes.

7.- Posibles actos de insurgencia. En el extremo, podrían surgir movimientos insurgentes. Siempre los proceso de elección presidencial son escenarios naturales para la emergencia de quienes en la aparente utopía piensan que la realidad social y política solo se puede transformar a través de la violencia revolucionaria. Por lo pronto ya esta la insurgencia cibernética de Anonymus . ¿ hasta donde de llegara? ¿ están preparados los partidos y las instituciones electorales para mantener incólumes sus sistemas?

8.-La imparcialidad de las autoridades electorales. La presión que están ejerciendo los propios partidos, los poderes fácticos, los gobiernos federal y locales, es enorme. El riesgo esta latente. La incorporación de tres nuevos miembros del IFE con capacidad técnica y probidad, no son suficientes para garantizar el desempeño de IFE, el TEPJF y de sus correlatos locales. ¿ Como prevenir un eventual extravío, como el que sucedió en el 2006? Por lo pronto ya tenemos resoluciones contradictorias: véase caso Michoacán.

9.-El curso de las campañas concurrentes. Particularmente las elecciones de Distrito Federal, Jalisco, Guanajuato, Morelos, Yucatán y Tabasco; pueden ser decisivas, si consideramos que , en las primeras cuatro, además de   Puebla, Oaxaca , Guerrero, Baja Norte y Baja Sur, el 48 % del padrón electoral; el PRI es oposición.

10.- La calidad y eficiencia de las campañas. La nueva legislación electoral impone un manejo cuidados y estratégico de la propaganda en medios. Esta debe tener una alta calidad, oportunidad y eficacia para penetrar la opinión nacional y regional. La propaganda de candidatos a senadores y diputados quedará subordinada a la presidencial; si esta es mala e inoportuna arrastrará en cascada a todos los candidatos y viceversa.. En fin la oferta política no podrá ser agregada y nacional, deberá tener claros referentes regionales y en lo posible distritales. Otro tema es la contra propaganda. La guerra sucia aún cuando la ley la prohíbe, seguramente se dará de manera indirecta. Tres ejemplos: el caso de los ex gobernadores del PRI, y sus allegados, cuyos expedientes serán ventilados, el cada vez más preocupante expediente de diversos funcionarios vinculados a la estrategia de seguridad del gobierno federal y la vida personal de los candidatos. En fin: ¿Quién tendrá la mejor información y estará preparado para procesarla y comunicarla eficientemente a la sociedad?