RIESGOS DE LA POLÍTICA

Observatorio Político
Por Maquiavelo

A una semana de iniciado el proceso de campañas políticas los dimes y diretes, acusaciones, señalamientos y toda clase de triquiñuelas aparecen en el mapa político y harta a la gente observar la precariedad de proyectos verdaderos para mejorar las condiciones de bienestar de la población mexicana.

Situación que, de prevalecer hasta el próximo 1 de julio, podría generar el más alto porcentaje de abstencionismo, como forma tangible de rechazo social ante el evidente torcimiento de la ley, la hegemonía de los partidos políticos y el limitado abanico de oportunidades de selección y elección entre un electorado ávido de votar por gente responsable y comprometida con el quehacer público y no sólo los mismos que pretenden ejercer el poder por el poder mismo, negando de facto los beneficios sociales de una democracia actual y actuante.

Para abrir boca lo sucedido en la ciudad de Puebla en donde los candidatos del PAN Néstor Gordillo y Blanca Jiménez candidatos panistas a las diputaciones federales y ex funcionarios del gabinete del gobernador Rafael Moreno Valle fueron sorprendidos en un salón de Casa Aguayo, es decir la Secretaría General de Gobierno (SGG) con un veintena de operadores panistas.

Los candidatos, con evidente sensación de culpa, señalan reporteros huyeron ante la presencia de representantes de medios de comunicación a quienes no dejan entrar a este evento tan sólo para acrecentar, aún más, el escepticismo ante la evidente ilegalidad de su actividad dentro de las instalaciones oficiales.

Para rematar con esta indebida actitud de los candidatos blanquiazules, la dirección de comunicación social del gobierno emitió un comunicado, algo así como un mea culpa, en el que confirman la presencia de los señalados dentro de la SGG con el fin de “evaluar y planear la estrategia de reingeniería del Sector Desarrollo Social”.

Ítem más: “En el encuentro, realizado en el Salón de Gobernadores, participaron funcionarios y ex funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Social, así como representantes de la SGG, quienes expusieron opiniones y relataron experiencias con la finalidad de definir el rumbo y los detalles de la reestructura del sector, además de analizar perfiles de funcionarios en el marco de la contracción de la plantilla laboral de la Sedeso”.

Vaya caradura que, lejos de ofrecer alguna disculpa por la presencia de candidatos panistas al interior de las instalaciones del gobierno estatal, todavía informan que estuvieron allí para “una reingeniería” de una dependencia de gobierno como es la Sedeso Puebla encargada de aplicar los programas de combate a la pobreza que más que de empleo y recursos, mostró una pobreza de entendimiento que por lo visto es una constante en esta administración pública morenovallista.

A lo mejor no se hubiera visto tan mal si también invitan al resto de los candidatos a diputados federales de todos los partidos, a los aspirantes al Senado Manuel Bartlett y Blanca Alcalá y bueno, si de “reingeniería” se trata, entre todos podrían haber aportado más ideas porque, recuerde usted, “más sabe un campesino y un científico que un científico solo…” ¡Vaya desvergonzada!

La que sí anda mal y de malas es doña Josefina (Chepina, para los cuates) quien no da una y lejos de ofrecer al electorado una imagen de seriedad, fortaleza y conocimiento da lástima la pobre y mentecata actuación de una persona sumida en la mediocridad, fatua, ligera y sin mayores pretensiones que la de terminar con su martirio e irse a su casa a disfrutar el precio de una malhadada actuación que le está costando un buen aporreo.

Para no ir más lejos el affaire sucedido en Tres Marías no tiene pierde. Allí a la candidata panista “se le ocurrió” ir a comer algunas quesadillas en los puestos que de antaño se encuentran a la orilla de la carretera y fue seriamente cuestionada por habitantes de esta comunidad sobre los problemas que los aquejan, como la falta de empleos y oportunidades para los jóvenes.

El desafortunado encuentro con los habitantes, de inmediato se propagó por las redes sociales y medios de comunicación, provocando que horas más tarde anunciara que el fin de semana se realizaría cambios en su equipo de campaña, lo que ha sucedido ya.

La repentina visita a un negocio de comida provocó la molestia de los comensales por presencia de reporteros y personas del equipo de campaña de Josefina Vázquez que entraron como una verdadera “bufalada”, hubo malestar y les pidieron dejaran comer tranquilos, lo que provocó que la candidata saliera del negocio y recorriera otros comercios más modestos.

Al identificarla, algunas mujeres en la calle, fue encarada y la cuestionaron sobre los temas que aquejan a esta comunidad ubicada al norte de Morelos. “¿Qué va a pasar con los gasolinazos?, el diesel sigue subiendo y con ello todas las cosas”, “¿qué propuestas tiene para nuestra comunidad, en donde no hay fuentes de empleo ni oportunidades para los jóvenes? Acabaron con el SME y muchos de ellos viven aquí”, etc. fueron algunos de los cuestionamientos a los que no puedo dar respuestas concretas.

Para acabarla de amolar un acérrimo seguidor de la Vázquez Mota, un sujeto ruin y malhadado de nombre Juan Pablo Castro Gamble, recordado por haber llamado “jotos” a la comunidad gay desde el Congreso de la Unión, a través de su cuenta de Twitter realizó comentaron que hicieron enojar a los tuiteros.

“Propongo eliminar Tres Marías y hacer más grande la carretera, Que se mueran los indios quesadilleros”, mencionó a través de su cuenta @jpcastrogambIe, misma cuenta que horas más tarde, se supo, habría sido retirada de la red.

“La invito a que pase a los puestos más humildes, claro, si es que no le molesta ensuciarse sus zapatos con polvo”, dijo Christian Nicolás Hinojosa, estudiante de Periodismo, a la candidata presidenciall, Josefina Vázquez Mota, durante esta “inesperada” visita a Tres Marias.

“¡Cómo crees, por supuesto que no, vamos!, respondió Josefina.

Al llegar al negocio llamado “Las Delicias de Tere”, en donde Christian y su mamá trabajan como empleadas para contribuir al gasto familiar, Josefina llegó y pidió una quesadilla de requesón.

“Nos hizo el desaire, diría luego la estudiante. Pidió su quesadilla, le dio una mordida sólo para la foto y después se fue, sí las pagaron pero no se las comieron, ahí las dejaron”, contó la joven en tono de decepción. Dijo sentirse defraudada por la falta de argumentos de la candidata ante las preguntas de la estudiante, cuyas necesidades son las mismas a las que se enfrentan miles de personas de Tres Marías.

“A ver,¿qué propuestas tiene para esta comunidad en donde no tenemos empleo?, ¿qué va a hacer con los trabajadores de Luz y Fuerza que se quedaron sin empleo?” preguntó la estudiante, quien quedó insatisfecha con las respuestas.

“Es lamentable que Vázquez Mota se atreva a venir aquí, en donde tenemos muchos problemas, sin traer consigo una propuesta concreta. Yo no tengo familiares en Luz y Fuerza, pero el cierre de esta compañía trajo a mi comunidad el desempleo, porque muchas personas de Huitzilac trabajaban ahí, al quedarse sin trabajo tuvieron que vender bolis o cualquier cosa para salir adelante”, dijo.