POLICÍAS DENUNCIADOS POR ROBO Y ABUSO DE AUTORIDAD

QUITARON SU CÁMARA A UN REPORTERO GRÁFICO LUEGO DE SORPRENDER A LOS POLICÍAS MALTRATANDO A UNOS ACCIDENTADOS
Denuncia contra el subdirector de la policía y sus elementos

Puso su queja también ante Derechos Humanos

Sin capacitación a los policías la ciudadanía es maltratada

XICOTEPEC DE JUÁREZ, Pue.- 28 de mayo de 2012.-NSN.-
Reportero gráfico detenido y su cámara robada por policías municipales que fueron sorprendidos sometiendo a una persona que se acababa de accidentar en su camioneta.

Todo sucedió el pasado jueves 24 de mayo alrededor de las 23:30 horas cuando Gaddiel Alberto González González, reportero del diario “Opinión de Puebla” y el bisemanario “Ruta” de Tulancingo, acudió a cubrir la nota de un accidente automovilístico en el libramiento federal a la altura de la bifurcación de caminos hacia la comunidad de Iztatlán.

Los hechos, asentados en la averiguación previa 442/2012/Xicotepec por abuso de autoridad y robo, y, de igual manera en la queja número 911 de la Comisión de los Derechos Humanos, fueron narrados por el agraviado de esta manera.

Resulta, dijo, que alrededor de las 20:30 horas se encontraba entre el camino a Itzatlán y la avenida Juárez, ya que ocurrió un accidente automovilístico y estaba tomando fotos a la camioneta accidentada se percató de que los policías municipales tenían detenido al conductor y comenzó a tomar fotos de cómo estaban sometiéndolo.

Cuando el reportero había tomado unas cinco fotos, un policía municipal se molestó y le dijo que dejara de tomar fotos, a lo que replicó que estaba haciendo su trabajo y que no lo estaba molestando, pero otro oficial, visiblemente alterado le dijo “deja de tomar fotos, cabrón…”

Fue entonces cuando Gaddiel le dijo que no le faltara el respeto, porque no lo conocía y, sorpresivamente, otros dos policías intentaron torcerle el brazo y un tercero le jaloneaba la cámara fotográfica, al parecer responde al nombre de Josué de Jesús Núñez Luna y le pidió que soltara la correa de la cámara porque la iba a romper y por toda contestación el brutal e ignorante policía le contestó: “me vale madres…” al tiempo que le jalaba con todas sus fuerzas y logró quitarle la cámara y el zoom quedó encendido.

Gaddiel le dijo al policía que le estaba robando su cámara, pero no le hizo caso, el uniformado se dio la vuelta, subió a su patrulla y se fue, perdiéndolo de vista.

Al reportero no le quedó otra más que dirigirse a la comandancia en donde preguntó si le podían dar su cámara, pero le contestaron; “hasta que llegue el comandante…”

Pidió el apoyo de su padre, Adán González, quien también es reportero en esta localidad y trató de que le regresaran la cámara de fotografía a su hijo, pero tampoco le hicieron caso, ni le dieron nada.

Ante esta situación no les quedó más que acudir a la agencia del ministerio público de esta localidad en donde fueron diligentemente atendidos y la fiscal en turno integró la averiguación previa 442/2012/Xicotepec por los delitos de abuso de autoridad y robo en contra del subdirector de la corporación el Teniente Justo “N”, así como del policía que lo despojó de su cámara y el resto de la gavilla de bandidos que lo despojó de su cámara.

Ítem más, Gaddiel pidió el pago de su cámara así como la memoria respectiva así como el pago de las notas que dejó de enviar a sus editores, dinero del que vive dado que trabaja como reportero.

Se espera que las autoridades, en el espíritu de la ley de protección a los periodistas, actúen en consecuencia y apliquen la ley en contra de estos, no sólo malos servidores públicos sino enemigos de la libertad de expresión-