MARCHA POR LA PAZ EN XICOTEPEC

RELATOS DE IMPUNIDAD DE LA POLICÍA MUNICIPAL EN AGRESIONES CONTRA LA CIUDADANÍA
XICOTEPEC DE JUÁREZ, Pue.- 6 de agosto de 2012.-NSN.- Reclaman y relatan abusos de la policía municipal en medio de la Marcha por la Paz convocada por una ciudadanía cansada de los abusos y amenazas de malos elementos que terminarían por quitarle la vida a un niño de escasos 12 años de edad cuando pretendió jugar al futbol.

 

Congregados en el acceso suroeste de esta población, a la altura del Polideportivo de San Isidro, un grupo de vecinos inconformes con la prestación del servicio de Seguridad Pública del municipio iniciaron una marcha hacia la alcaldía en donde fueron atendidos por Hermenegildo Rivera, quien funge como  regidor de seguridad pública y gobernación luego de que trascendiera una recomendación al alcalde “que no fuera, no lo hiciera y mejor pidiera organizaran una comisión para atenderlos” lo que sucederá, supuestamente, el lunes.

Vestidos de blanco, los manifestantes con velas encendidas en las manos, pancartas y un ominoso silencio que sólo dejaba escuchar el rumor de los pasos sobre el pavimento, hombres mujeres y niños mostraban en sus rostros la devastación de haber perdido al hijo, sobrino, hermanos, primo o amigo de juegos.

Gerardo Hernández Márquez de 12 años de edad había acudido junto con sus hermanos a jugar y entrenar al polideportivo ubicado en la Junta Auxiliar de San Isidro cuando fue brutalmente masacrado por un disparo de escopeta oficial calibre .12 gauge a manos de un policía municipal.

En pancartas que llevaban se leía el dolor, la indignación y la impotencia del pueblo.

RELATOS DE HORROR
Una madre de familia, quien omitió su nombre dijo a los reporteros que los policías son unos rateros “a los borrachos primero los bolsean y los golpean cuando están indefensos, los tratan peor que delincuentes…”

Otro de los inconformes señaló: “queremos que capaciten a los policías que no tengan antecedentes penales, sean confiables, Gerardo era un niño que jugaba futbol ese era su pasión, que el presidente no meta las manos para que lo dejen libre (al policía asesino) ya que su mamá trabaja en la presidencia y al parecer tiene un buen puesto se llama Margarita y el policía José de Jesús y es ahijado de  Carlos Barragán.

Otra matrona más dijo: “Qué confianza se puede tener a la policía con estos acontecimientos, esta marcha es con respeto queremos se haga justicia que no dejen al policía libre, existe el rumor de Ardelio Vargas, secretario de Seguridad Pública va a intervenir para que lo dejen salir”, dijeron

Otra más dijo: “No se vale lo que sucedió no queremos que haya policías ineptos que jueguen con armas es una desgracia lo que le pasó a Gerardo quien acababa de cumplir 12 años es un dolor tan grande para nosotros.

“Cómo es posible que se pongan a jugar con las armas queremos policías preparados que respeten a la ciudadanía no que les quiten la vida a nuestros niños, el polideportivo es un lugar donde deben dejar a los niños que jueguen que no pongan a vigilar a los policías”.

Lorenza Carrasco, prima del niño asesinado por la policía fallecido dijo así, exigiendo Justicia frente a la alcaldía, “No más abusos”. Luego llegarían algunos representantes de medios de comunicación locales que se acercaron a entrevistar a los manifestantes y les expresaron estar indignados por los sucesos, llovieron las quejas de la mala actuación de los policías hacia la ciudadanía, un vecino dijo “tenemos que cuidarnos de los policías, son unos rateros, no te pueden ver en la calle y según para una revisión de rutina te detienen y ya te chingaron tu dinero, o el celular, queremos que informen que es una marcha tranquila de paz…”

Hicieron votos porque las cosas cambien, ojala y el nuevo director de la policía que acaba de llegar realmente meta en orden a los policías que se han convertido en rateros y asesinos de niños, golpeadores.

Incluso, dijo una señora, se molestan porque se les quede uno viendo, dijo que hace unos quince días venía por la calle caminando con su esposo quien vio a un policía parado y eso molestó al uniformado, que se llama Jorge Luis Pacheco y le dijo “que me ves, te voy a romper la madre”. Ante esta amenaza, dijo la señora, venimos a reportarlo, pero no hicieron nada y él sigue trabajando…”

“No queremos que metan las manos los políticos para defender al policía asesino, cuando sucedieron los hechos el presidente Carlos Barragan dijo que lo sentía mucho, pero eso no le va a devolver la vida a Gerardo, se comprometió apoyar con lo del funeral a los papás, son muchos gastos, pero más valiera no tener que hacerlos”.

Eso es una limosna, no compensa el dolor ni la pérdida del niño, que es invaluable, pónganse un momento en nuestro lugar.

Hermenegildo Rivera, quien fuera comisionado por el alcalde para atender a los manifestantes, no atinaba qué decir y sólo comunicó que el lunes a la una de la tarde “vengan para dialogar con el presidente municipal, que también ellos (en la Comuna) están indignados por la actuación del policía quien ya está a disposición del juez quien determinara su situación jurídica.

Una señora se acercó y le pidió al regidor “que realmente se haga justicia no por ser pobres rápido lo dejen libre (al policía asesino) no fuera un hijo de un político o de un influyente porque rápido bajan todos y pronto solucionan el problema, esto no le va a devolver la vida a Gerardo, hagan justicia, no queremos que al rato ya ande fuera, dicen que se lo llevaron al reclusorio de Puebla, que pague aquí lo que hizo, estamos muy dolidos por que esto le puede pasar a cualquiera hoy fue a nuestra familia, mañana que no haya dolor e impotencia a otra familia”, dijo evidentemente desolada la señora.