PEMEX SE COMPROMETE A REHABILITAR LA CARRETERA

LOS VECINOS ESTARÁN VIGILANTES DE QUE LA OBRA SE REALICE CON MATERIAL DE BUENA CALIDAD Y NO SÓLO “TAPAR EL OJO AL MACHO”, DIJERON
A bandazos y con presiones Pemex resarce daños en la región
Carecen de un protocolo de trabajo para reparar sus propios perjuicios
Desde el principio las quejas menudearon pero nadie hizo caso a la gente
VENUSTINANO CARRANZA, Pue.- 24 de agosto de 2012.-NSN.-Alertas vecinos de los municipios de Pantepec y Venustiano Carranza con el fin de que la paraestatal PEMEX cumpla con su compromiso de rehabilitar la carretera La Uno-Mecapalapa y, de ser posible, trabajen hasta la cabecera municipal del municipio de Francisco Z. Mena, la Meza de Metlaltoyuca cuya vía, prácticamente, fue destruida por el tráfico de sus camiones, tráilers cargados con tubería, grandes contenedores de acero y maquinaria pesada.

Fue al inicio de la semana cuando, por enésima vez los vecinos de estos andurriales vieron afectadas sus vidas por la destrucción de la carretera principal que comunica a los municipios y se obligaron a impedir el tráfico de los camiones petroleros por, prácticamente dos días aunque algunos particulares también resultaron afectados..

La acción ciudadana contra los petroleros, según algunos de los indignados vecinos, es debido a la indiferencia con quqe son tratados de parte de las autoridades estatales y municipales que omitieron elaborar, desde hace cuando menos un lustro, un protocolo de trabajo con PEMEX y sus empresas contratistas lo que hubiera servido, no sólo para tranquilizar a la población y además permitiera una convivencia pacífica con los lugareños por la la garantía de restablecer cualquier daño ocasionado por la prospección y extracción de petróleo lo que habría evitado muchos de los actuales contratiempos y exabruptos.

Fue, dijeron, desde que llegó Pemex con sus empresas contratistas a la región  petrolera de sierra norte comprendida entre los municipios de Venustiano Carranza, Pantepec y Francisco Z. Mena, cuando comenzaron los problemas. En principio, enfatizaron vieron afectada existencia con explosiones subterráneas con dinamita para la exploración petrolera pero la turbulencia sónica producida que lo mismo encontraba el oro negro que bloqueó veneros subterráneos de agua, secaron pozos y aguajes para el ganado así como hubo quejas por ganado intoxicado y muerto con aguas sulfurosas.

Innumerables trochas fueron abiertas en los potreros para el  tránsito de sus camiones y maquinaria pesada, otros caminos ampliados, tráfico que terminó por fracturar las calles de Agua Fría, así como el sistema de drenaje sanitario, lo que provocó escasez de agua en las casas y así iniciaron las primeras protestas.

Raudos vehículos manejados por trabajadores petroleros que llegaron a atropellar y matar a la gente, a jóvenes a pie o en bicicleta, sin que los encargados de PEMEX y las autoridades municipales pusieran un remedio a esta situación.

De allí que la insurgencia ciudadana no se hizo esperar y fue desde el comienzo de la prospección y extracción de petróleo cuando la ciudadanía tomó aversión a estos trabajos en los que nadie puso orden y los mismos jefes de PEMEX ignoraban a los lugareños. No fue sino hasta que comenzaron las protestas, manifestaciones y cierre de caminos que la paraestatal comenzó, de manera aleatoria, a la restauración de daños o al pago de indemnizaciones, pero nada sobre un plan preconcebido que pudiera ofrecer paz y tranquilidad a los pueblos. Por eso hoy, los vecinos, cerraron el camino La Uno-Mecapalapa y luego de promesas de reparación de parte de PEMEX, dieron a conocer su decisión de vigilar estos trabajos de rehabilitación en la carretera y evitar que vayan a realizar un trabajo de maquillaje, “tan solo para tapar el ojo al macho”, dijeron.