PUEBLO MÁGICO O PUEBLO TRÁGICO

!Buenos Días Huauchinango!
Por El Huachi

Finalmente la empresa constructora terminó, a medias, los trabajos de remodelación en el centro de la ciudad, al menos en la calle Hidalgo y las que circundan el Jardín Reforma que, para estas fechas había sacado canas verdes a la ciudadanía motorizada que vio, de pronto, conculcado su derecho al tránsito y no porque el trabajo se hiciera de manera diligente, sino debido a una serie de retardos provocados por la insensatez.

Mas sin embargo, una vez solucionado, pelillos a la mar y vuelta a remar, ahora en la calle Juárez en donde los comercios ubicados en la acera norte vieron, de la noche a la mañana caer bajo la picota remodeladora la banqueta y las guarniciones con el fin de colocar en las entrañas del subsuelo la maraña de cables de energía eléctrica, teléfono, videocable, etc.

Esto con el fin de limpiar un poco la tercermundista cara de nuestro sufrido pueblo y colocarla en el presuntuoso sitio de los Pueblos Mágicos que de pueblos tienen todos los servicios que otorga no sólo el municipio sino el estado y la marginación del federal en todos los rubros, es decir, más merecedor del nombre de Pueblo Olvidado y de Mágicos, sólo el nombre.

El agrio comentario con el fin de crear conciencia entre las autoridades, de cualquier estrato, que para el caso son lo mismo, sobre el clamor ciudadano de que regulen el uso de las calles para los ciudadanos de a pie y reubiquen las terminales de autobuses como la de Autotransportes Unión Serrana en la calle Francisco Cravioto, USSA en la calle Leona Vicario, los autobuses de Naupan en la calle Leona Vicario (también), la de los autobuses que se encuentran frente a la Parroquia La Asunción esquina con la calle Colón, la de microbuses de la calle Bravo, otra, la más nueva, que la incongruencia oficial empanizada de billetes, (seguramente) colocaron en la calle Corregidora esquina Bravo, junto al mercado municipal, otra terminal de USSA en la calle Ávila Camacho, justo frente al mercado municipal (también) la terminal de la calle Corregidora y Degollado, la terminal de la calle Francisco Oropeza, en fin, que sería tan prolijo mencionar a todas las terminales de microbuses, autobuses y sitios “piratas” que se encuentran dentro de la ciudad que, si hemos de ser sinceros, pagan a la Comuna su “Derecho de Piso”, a Vialidad su mochada y a la Secretaría del Transporte por el permiso y mordida para ocupar el sitio, en fin, una ola de corrupción en donde el ciudadano, el hombre, mujer y niño o niña de a pie no tiene la menor oportunidad de protestar por la simple y sencilla razón de que su bienestar no importa, sólo su voto al momento del proceso electoral en donde las promesas menudean pero que, una vez investidos de poder, se las lleva el viento, al igual que a la propaganda falsamente pegada en bardas y postes.

Así qué, cuál Pueblo Mágico, si sólo sirve para justificar una inversión de la que el “diezmo” así critiquen, se rasguen las vestiduras y señalen con índice de fuego a la administración anterior (García Ramírez et al) en esta misma era morenovallista sigue siendo el principal actor. Por qué, si no, tanto político ahora en funciones es propietario por su propia o por interpósita persona, (personeros) de empresas constructoras, hasta dos o tres a la vez que concursan en, valga la rebuznancia, concursos amañados, entre sí. ¡Hola!

Cabe mencionar que falta por abrir al tráfico la calle Francisco Cravioto, entre Hidalgo y Leona Vicario, justo en donde se encuentra la terminal de autobuses Autotransportes Unión Serrana que, sin duda, acabará con el pavimento de la calle antes de decir ¡Jesús! Aunque los políticos digan que “tiene cinco veces más resistencia que cualquier pavimento colocado en el pueblo” sin embargo la pregunta salta, acaso por esa calidad de cemento que se vieron obligados a colocar allí es más para evitar malos comentarios cuando los autobuses, no sólo de esa empresa, sino los de USSA y los de Naupan circulen por allí y no lo fracturen o justificar y evitar que la gente proteste por el ruido, humo apestoso, estorbos de vialidad y todo lo que trae consigo una terminal de este jaez.

Seguramente los puestos de jugos, tortas, tacos y toda la parafernalia de negocios que pululan alrededor de estas terminales y que ofrecen la tradicional comida con vitamina “T” como son los Tacos, Tortas, Tostadas, Tamales, Tortillas, Tlacoyos, etc., serán erradicados pero que, debido, principalmente a la necesidad de estos empresarios -como gusta etiquetar el panismo a los menesterosos, que el gobierno dota de un crédito a la palabra de mil pesotes, “para sus empresas” (que deben devolver) para que trabajen, los veremos de nuevo con canastas gritando su miseria al ofrecer sus productos, al poco tiempo colocarán las canastas en tijeras a modo de mesa, poco después, usarán una mesa, más tarde tablas y una mesa, total, que al final del año y una vez pasado el proceso electoral, veremos, de nueva cuenta como el Pueblo Mágico se convirtió por obra y magia de ¡Zhazammmm! en Pueblo Trágico y la gente, seguirá igual. Así las cosas.