DENUNCIAN A JUEZ EN HUAUCHINANGO

ENCARCELÓ A UN CIUDADANO Y LO OBLIGÓ A FIRMAR UN DOCUMENTO 
El agraviado acudió a la Comisión de los Derechos Humanos y el MP para poner su denuncia
El Ministerio Público de Huauchinango lo insultó y lo corrió de la Fiscalía.
Ahora también será denunciado ante la CDH  
b_150_100_16777215_00_images_sierra_huauchinango_aa_xolotla.jpgHUAUCHINANGO, Pue.- 18 de mayo de 2018.-NSN.- La disputa por el paso de un drenaje llevó a un ciudadano a presentar su caso ante la Comisión de Derechos Humanos para denunciar al Juez de Paz por su abuso de autoridad y ahora, de pasada, lo mismo hará en contra del Agente del Ministerio Público de esta localidad por malos tratos y negarle una procuración de justicia pronta y expedita.

Los hechos fueron narrados por Hermelindo Pascual Ahuacatitla Castillo, vecino de la comunidad de Xolotla, en el municipio de Pahuatlán quien luego de una controversia con su hermana, fue mandado traer por el Juez de Paz de su comunidad, Apolinar Galindo Conde, acudiendo a la audiencia y comenzó su calvario.

Dijo que al llegar al juzgado, fue motivo de amagos, insultos y amenazas al estilo de “La Ley de Herodes” de parte del Juez de Paz Apolinar Liborio Galindo Conde a quien le dio sus razones para no permitirle a su hermana que su drenaje pase por su terreno ya que su Seferina Vargas Castillo “es muy conflictiva”. y el Juez, “por sus puros pantalones me haría firmar…” dijo el agraviado.

Don Pascual explicó que su hermana  tuvo problemas con su vecino al que insultó por no permitirle siguiera pasando por su propiedad el tal drenaje y luego de que el mismo agraviado hoy, sufriera los embates de cólera de la furibunda mujer, también se negó a darle el permiso correspondiente.

Fue entonces que entró en acción el Juez de Paz.
De acuerdo con la narración que a este periódico don Hermelindo hizo, dijo que una vez ante el Juez de Paz de la comunidad de Xolotla, fue encarcelado, amenazado y acosado para obligarlo a firmar un documento que ya tenía redactado y en el que da su consentimiento a algo que él de por sí, se opone, pero que lo hizo debido a que no lo dejaban salir de la cárcel ni comunicarse con nadie, me aplicaron la “Ley de Herodes”, dijo.

Ante esta situación y por este abuso de autoridad, el agraviado interpuso una queja en la Comisión de Derechos Humanos de Puebla ante la Visitadora Adjunta Melina Gazca Aranda, adscrita a la oficina regional y posteriormente acudió con el Ministerio Público Juan Rogelio Gómez Solórzano para integrar una Carpeta De Investigación en contra del servidor público de Xolotla por el abuso de autoridad, privación ilegal de la libertad y lo que resulte, pero el Fiscal, lejos de procurarle justicia al final de cuentas lo ignoró, insultó y le dio a escoger entre Derechos Humanos o el MP.

Explicó que pese a los diferentes citatorios hechos al Juez de Paz, para comparecer ante el MP,  nunca se presento. Al ver que los días pasaban, el agraviado acudió ante el MP para platicar sobre el particular, pero, dijo: “El MP no me atiende, vine en varias ocasiones, pero no me recibe, el martes pasado me hizo esperar tres horas  y luego me habló tan sólo para insultarme ya que me dijo que lo tenía harto, que la verdad le “caigo gordo” y, además que le dijera  que si ya había ido a Derechos Humanos a poner mi queja, entonces; ‘qué chingados quiere aquí?” y que me decidiera, o seguía en el MP tramitando el caso o mejor váyase a Derechos Humanos’.

Molesto por esta actitud, sigue narrando el agraviado, “el Ministerio Público se retiró y me dejó hablando solo”. Por ello, don Hermelindo ha iniciado un trámite para denunciar ante la Comisión de los Derechos Humanos al agente del ministerio público de Huauchinango  Juan Rogelio Gómez Solórzano así como ante la Fiscalía General de Justicia de Puebla, la oficina de la Contaloría y lo que proceda para evitar que los malos funcionarios sigan en puestos en donde sólo denigran al gobierno del Estado.

El agraviado dio a conocer que la comunidad de Xolotla, en el municipio de Pahuatlán, se encuentra a unos 40 kilómetros de distancia de Huauchinago, en medio de la sierra y cualquier viaje no sólo cuesta dinero, sino tiempo y días perdidos “y para recibir este trato, no se vale…”