LA SOMBRA DE UN LINCHAMIENTO EN TENANGO DE LAS FLORES

LA SOMBRA DE UN LINCHAMIENTO EN TENANGO DE LAS FLORES
HUAUCHINANGO, Pue.- 22 de enero de 2018.-NSN.- Presuntos ladrones fueron ubicados in frganti, uno de ellos detenido por los vecinos quienes, por medio de redes sociales pidieron el apoyo del pueblo que se amotinó en torno a estos hechos y sostuvieron  un zipizape con la policía.

En los hechos, a ratos muy violentos, con el saldo de un presunto bandido golpeado una motocicleta y una patrulla quemada, además de otras con abolladuras y vidrios quebrados por una pedrea contra ellos además de infinidad de mentadas de madre contra los guardianes del orden, el episodio duró hasta la madrugada del domingo.

Todo inició alrededor de las 14:30 horas del sábado, en el Barrio de Tecoxtenco, comunidad de Tenango de las Flores de este municipio cuando  los vecinos se percataron de unos sujetos, que viajaban en una motocicleta, misma que fue abandonada por los presuntos ladrones para huir, y corrió la misma suerte de la patrulla policíaca, ya que fue quemada  y las gráficas subidas a las Redes Sociales en donde insistían en la presencia de la gente para evitar que la policía se llevara al sujeto asegurado por la multitud enardecida y lo dejaran ir, fueron rodeados y retenidos.

La gente amenazaba con linchar al bandido. Actitud social derivada de la ola de inseguridad que se vive en esta comarca serrana, sobre todo en el eje Necaxa-Tenango-Las Colonias-Xaltepuxtla-Tlaola, donde los asaltos y robos son el pan de cada día. Al presunto bandido, quien luego de algunas horas ya lucía con golpes y patadas en su cuerpo, no dejaban que se lo llevara la policía por temor a que lo dejaran libre,  empantanaba las negociaciones.

La gente exigía un castigo ejemplar; “línchenlo”, “mátenlo”, “cuélguenlo”, “quémenlo” eran gritos que se escuchaban, “no se lo entreguen a la policía, porque lo va dejar ir…” decían.

La policía en su papel de defender la integridad del detenido y presentarlo ante las autoridades ministeriales tampoco cedía en su tarea. La tensión creció y la gente, convocada por medio de las Redes Sociales seguía llegando y llenando el Barrio de Tecoxtenco, lugar en donde se desarrollaba este conflicto.

Menudeaban los gritos y exigencias de linchar al infractor quien, según testigos, habría irrumpido, junto con dos compinches más que lograron huir,  en un domicilio con las intenciones de robar y hacer daño a sus moradores.

Rodeados por la multitud, ladrón y policía, en medio de esta vorágine de violencia, escuchaban los gritos de la gente que lo identificaban como uno de los sujetos que acostumbran incursionar en el pueblo con el fin de perpetrar sus fechorías.

Ninguna autoridad podía convencer a la gente para dejar al sujeto y que la policía se hiciera cargo de ponerlo a disposición de las autoridades ministeriales.

En el ínterin también llegaron elementos de la Policía Federal y la Marina Armada de México, quienes dialogaron con los vecinos, pero nada conseguían para liberar al detenido. La exigencia de hacer justicia pronta y expedita linchando al bandido, quien permanecía con la mirada asustada y sangrando era continua.

No fue sino hasta entrada la madrugada del domingo, cuando al lugar de los hechos se apersonó en el lugar de los hechos el agente del ministerio público, contra lo que en las misma Casa de Justicia de Huauchinango han establecido de no atender denuncias penales en fin de semana, inició y terminó de integrar la denuncia correspondiente.

Finalmente y luego de todas las negociaciones, mentadas de madre y amagos de violencia, las autoridades lograron tener a buen recaudo al sujeto y sacarlo del lugar el cual abandonaron en medio de una lluvia de piedras, gritos y más mentadas de madre que tuvieron la virtud de abollar las patrullas así como despedirlas con vidrios quebrados y una sarta de policías demudados por la violencia social. “Que los rateros y la policía se enteren de que en Tenango no se volverá a perdonar a ningún ladrón que caiga en las manos del pueblo”, gritaban como despedida.