SESGOS, EVASIVAS Y MENTIRAS DE CARRANCÁ

SESGOS, EVASIVAS Y MENTIRAS DE CARRANCÁ
Observatorio Político
LA COMPARECENCIA
Por Maquiavelo
Plagado de soslayos, mentiras, evasivas y silencios estuvo la comparecencia de Víctor Carrancá el Procurador de Puebla que vivió la transición a Fiscalía General auspiciada por el entonces gobernador Rafael Moreno Valle quien lo defendió hasta la ignominia.

Al mismo estilo del morenovallismo rampante que campea en la entidad, reconoció el alto número de asesinatos cometidos en la entidad así como de feminicidios aunque evitó señalar la necesidad de la alerta de género con el fin de implementar nuevas reglas para el tratamiento de este flagelo contra las mujeres quienes, mientras comparecía ante el domesticado Congreso de Puebla un grupo femenino clausuraba simbólicamente la Fiscalía, allá en la 31.

Paola Migoya, aspirante a candidata por Puebla de la coalición MORENA, PT y Encuentro Social encabezó la manifestación y quien, junto con otras simpatizantes, “clausuró” de manera simbólica la Fiscalía General del Estado. Las manifestantes mostraban una cruz blanca en la que se aludía a “Ni una más”, indicando a la gran cantidad de víctimas de feminicidio que no nada más este año, sino desde el sexenio de RMV se han ejecutado con muy magros resultados sobre sus soluciones.

Carrancá trató de justificar el bajo lugar con que fue calificada la dependencia del Ejecutivo del Estado, Tercer Lugar Nacional, como la peor Fiscalía pero trató de enmendarlo debido a la “falta de recursos” así como de agentes del Ministerio Público aunque dijo que hay medio centenar de estos funcionarios que en breve se integrarán al trabajo.

Los diputados  del PRI, Sergio Salomón Céspedes y Silvia Tanús fueron algunos de los diputados que cuestionaron el rendimiento y eficacia de los agentes de la dependencia; mientras que la legisladora panista,  Carolina Beauregard Martínez, le preguntó por la violencia de género que vive en el estado e hizo mención del asesinato de Mara Castilla; sin embargo, el fiscal evadió ese caso.

Otros, como el legislador del PT, Mariano Hernández hicieron el ridículo con preguntas que parecían absurdas, pues cuestionó a Carrancá sobre cuál era la efectiva de la “Alerta Ambar”; a lo que Carrancá dijo “Se llama Amber. Eso sí, nadie, ni los diputados de oposición, se atrevieron a cuestionar al Fiscal sobre el escándalo de corrupción en el que se vio envuelta la Fiscalía cuando, en noviembre del 2017, admitió que su personal había perpetrado un auto robo de la bodega de indicios por 4 millones de pesos.” (Central)

Por otro lado no se aclaró nada sobre lo que recientemente salió a la luz y que es el negocio con vales de gasolina luego de que se hiciera pública la bitácora de una patrulla de la Fiscalía General del Estado (FGE) y un inventario de la misma unidad hecho por una aseguradora. En la bitácora firmada por el Inspector Metropolitano, Marco Antonio Méndez Rosas, de clave Platino Centro, se observa como al mes de agosto dicho vehículo oficial tiene marcado un supuesto kilometraje y en el inventario realizado en el mes de septiembre, días después, el kilometraje marcado es menor en más de 3 mil 200 kilómetros (kilometraje alterado el de la bitácora, kilometraje real el del inventario).

Las personas que hicieron llegar dichos documentos – quienes obviamente solicitaron el anonimato –  indicaron que con eso queda demostrado que en la Fiscalía, concretamente en la Inspectoría Metropolitana se desvían los recursos de los vales de gasolina. Hecho que ya fue denunciado en diferentes medios de comunicación por otras fuentes allegadas a la Fiscalía en el mes de septiembre. En aquel momento la dependencia señaló que iniciaría una investigación y que daría parte a la Contraloría; a cuatro meses de esa denuncia de corrupción la supuesta investigación está en la congeladora, la dependencia no ha sancionado a ninguno de los involucrados y no ha dado a conocer los avances de la indagatoria.

Pero sí señaló Carrancá que el crimen organizado hizo del 2017 el año más violento en la historia de Puebla. Sin hacer mención de las narcomantas y ejecuciones atribuidas al Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), ocurridas durante los últimos meses del año pasado, Víctor Carrancá admitió que “el crimen organizado hizo de 2017 el año más violento en la historia de Puebla”, ¡gulp!