IMPUTAN NUEVO DELITO A COMISARIO Y COMANDANTE DE AMOZOC

IMPUTAN NUEVO DELITO A COMISARIO Y COMANDANTE DE AMOZOC
Tras pifias del Ministerio Público fueron liberados por el Juez por los delitos de espionaje, cohecho y portación de arma de fuego.
Agentes ministeriales los volvieron a aprehender al salir de la Casa de Justicia, pero ahora les imputan “delitos cometidos contra la administración de justicia y en otros ramos del poder público”.
PUEBLA, Pue.- 25 de julio de 2018.- El ahora excomisario y el excomandante de Amozoc, de nombre Javier y Alfredo, respectivamente, quedaron libres la madrugada del pasado sábado porque el Ministerio Público no pudo sustentar los delitos que les imputaba, que son los de portación de arma de fuego sin licencia, cohecho y espionaje. Sin embargo, la Fiscalía General del Estado (FGE) ya contaba con una nueva orden de aprehensión esta vez por “delitos cometidos contra la administración de justicia y en otros ramos del poder público” y los reaprehendieron en el momento que salían de la Casa de Justicia Puebla, de tal forma que siguen bajo prisión preventiva necesaria en el penal de San Miguel.

Después de su reaprehensión, el mismo sábado, se llevó a cabo la audiencia de control de detención y de formulación de imputación por los nuevos delitos. Así, fue como el Juez de Control calificó de legal la nueva detención y concedió la medida cautelar de prisión preventiva necesaria en contra del comisario Javier y del comandante Alfredo, ahora imputados por los delitos de “delitos cometidos contra la administración de justicia y en otros ramos del poder público”.

Durante la nueva audiencia de control de detención el Ministerio Público dejó entrever al Juez que está investigando al Comisario y al comandante por su probable participación los asesinatos de seis policías de Amozoc de Mota ocurridos el pasado 15 de junio del año en curso.

Será en los próximos días cuando se lleve a cabo la nueva audiencia de vinculación a proceso por “delitos cometidos contra la administración de justicia y en otros ramos del poder público”, ya que el abogado defensor solicitó la ampliación del término.

LIBRES POR ALGUNOS MINUTOS
La audiencia de vinculación a proceso en contra de Javier y Alfredo, por los delitos de delitos de portación de arma de fuego sin licencia, cohecho y espionaje, estaba programada para el viernes por la tarde, pero fue aplazada para las ocho de la noche del mismo día. Por eso es que dicha audiencia culminó en la madrugada del sábado.

En esa audiencia el Ministerio Público fue exhibido por los abogados defensores de los imputados, pues por medio de un dictamen de Vialidad Terrestre se demostró que el lugar donde supuestamente detuvieron a los mandos policiales no correspondía con el lugar real de la tetención.

Los defensores también presentaron cuatro entrevistas donde una de las esposas de los policías asesinados y un policía, aseguraron haber visto al entonces comisario Javier en el lugar donde los seis uniformados fueron asesinados, mientras que el informe de los ministeriales ubicaba a la presencia del comisario y el comandante en otro lugar.

También el defensor mostró un documento y un testimonio donde se mostraba que el arma que portaba el entonces comisario era la de cargo y por lo tanto que cuenta con los permisos necesarios de portación, por lo que la acusación de “portación de arma de fuego sin licencia” que hizo la Fiscalía quedó sin sustento.

Ante la incapacidad del Ministerio Público de poder fincar responsabilidades por los delitos que imputaba, el Juez de Control dejó en libertad a Javier y Alfredo, pero apenas salieron de la Casa de Justicia fueron nuevamente detenidos por agentes ministeriales señalados de los nuevos delitos ya comentados. Con información de  Odilón Larios Nava