MILLONARIO ASALTO EN CÉNTRICO ALMACÉN EN HUAUCHINANGO

MILLONARIO ASALTO EN CÉNTRICO ALMACÉN EN HUAUCHINANGO
Foto: Cortesía Leti Ánimas
b_150_100_16777215_00_images_sierra_policia_a_cristalazo.jpgHUAUCHINANGO, Pue.- 11 de julio de 2018.-NSN.- Millonario botín en joyas, equipos electrónicos y demás, dejó un asalto a los Almacenes “El Paje”, en el centro de Huauchinango cuando un grupo de ladrones irrumpió violentamente alrededor de las cuatro de la madrugada tras romper un grueso cristal templado que produjo un fuerte estruendo y ruido de caer de vidrios.

Escándalo que aparentemente no fue escuchado en el silencio absoluto de la madrugada por nadie en todo el Jardín Central, y menos en la guardia de policía que se encuentra a unos 50 metros de distancia,  en la Presidencia Municipal, y sin que nadie acudiera  a verificar este hecho.

Los bandidos pudieron huir por la Avenida Juárez, principal vía en esta ciudad, ¡en sentido contrario! También sin que nadie se los impidiera por lo que se especula que los ladrones no eran de esta localidad.

Moisés Sampayo, presidente de la CANACO Huauchinango condenó este enésimo asalto en el centro de la ciudad y dijo a este periódico que, en diversas ocasiones ha solicitado a la Comuna trasladar al centro de la población la comandancia municipal que fue relegada hasta la colonia El Potro en donde la capacidad de reacción de los elementos deja mucho qué desear y la vigilancia en el Primer Cuadro de la ciudad es altamente deficiente.

Recordó que con ese mismo modo de operación la tienda Coppel lleva ya dos asaltos con millonarios botines. Uno de ellos en el mes de Junio del año 2015 y el segundo en el mes de Diciembre de 2016, ambos con los cristales hechos añicos y el saqueo de mercancía y todo dentro de la mayor impunidad.

Sampayo dijo que cómo es posible que los bandidos hayan logrado quebrar un cristal templado de cuando menos un centímetro de espesos y cuyo estruendo fue escuchado por vecinos a cuando menos una cuadra de distancia y no haya acudido la policía de inmediato.

El momento de los hechos, según se supo, fue reportado al propietario del negocio por vecinos que se dieron cuenta del asalto y le informaron que se habían metido a su negocio. Piensan que si bien el dueño habría dado parte a la policía tardó en llegar y los ladrones actuaron con rapidez, hurtaron lo que pudieron cargar en la exhibición de joyas, celulares, relojes de marca, etc., con un valor estimado en cuando menos un millón de pesos y huyeron del lugar, aunque no se ha cuantificado exactamente lo sustraído.

Lo peor, dijeron algunos vecinos, los bandidos huyeron por la calle Juárez, con sentido Poniente-Oriente, sin que al parecer encontraran algún vehículo ya que el sentido de esta calle es al revés, de cómo se fueron y no se toparon ni con otro vehículo ni alguna patrulla, en esas horas de la madrugada, nadie lo entiende