SE DESBORDA LA VIOLENCIA Y LA INSEGURIDAD EN AHUAZOTEPEC

SE DESBORDA LA VIOLENCIA Y LA INSEGURIDAD EN AHUAZOTEPEC
Tres balaceras en la semana tienen aterrados a los pueblos
Estarían ligadas a la actividad huachicolera, opinan los habitantes de este municipio
AHUAZOTEPEC, Pue.- 23 de julio de 2018.- Dos personas lesionadas por arma de fuego fueron ingresadas al Hospital General de Zacatlán luego de que en el vecino municipio de  Ahuazotepec  se escenificara la tercera balacera de la semana, señalaron fuentes oficiales así como vecinos de este lugar.

De acuerdo con información policíaca policía, Erick Aguilar Hernández de 32 años de edad y Óscar Villegas Martínez 28 años, salieron de su domicilio el día de ayer alrededor de las 17:30 horas a bordo de su camioneta marca Ford, tipo Lobo color blanco, con rumbo al centro de la ciudad para adquirir algunos alimentos para la familia.

Sin embargo no habían pasado ni veinte minutos cuando  unos vecinos llegaron corriendo a la casa de estas personas para avisar a la señora que a sus familiares los habían balaceado cuando, aparentemente,  trataban de despojarlos del vehículo.

Sin conocerse cuántos habrían sido los agresores así como los datos del vehículo en que iban y finalmente huyeron, sin lograr quitarles la camioneta, los lesionados fueron levantados del lugar y trasladados al Hospital General de Zacatlán hasta donde fueron internados.

De acuerdo con información proporcionada por personal médico Erick se encuentra en shock debido a las lesiones de bala que presenta en la espalda y en la caja toráxica su estado lo reportan delicado pero estable, aunque  está sedado. Por su parte Oscar se encuentra en shock debido a la gravedad de las lesiones de bala que presenta en la boca y la cabeza, así como el abundante sangrado que sufrió, aún continúa con vida.

Por otra parte vecinos de este lugar comentaron que durante la semana hubo dos balaceras más en las inmediaciones de Laguna Seca y en los caminos aledaños en torno a la cabecera municipal, Ahuazotepec, sin embargo se desconocen los resultados de estas balaceras ya que la gente ni comenta y dice nada, debido a que temen cualquier indiscreción que les pudiera costar alguna agresión contra ellos o sus familias. “Las balaceras se escuchan que son de alto calibre”, comentan.

Se corrió la voz de que “gente pesada” del huachicol se encuentra operando en esta región serrana debido a la tranquilidad con que trabajan con baja vigilancia policíaca, así como la indiferencia oficial federal para combatir este delito que prolifera en el Derecho de Vía de Pemex desde Pemex Catalina hasta Ahuazotepec y con rumbo a La Cima de Togo para perderse en las inmediaciones del Estado de Hidalgo.