COMANDANTE DE POLICÍA DETENIDO POR SECUESTRADOR Y HUACHICOLERO

COMANDANTE DE ACATZINGO JEFE DE UNA PELIGROSA BANDA DE SECUESTRADORES Y ASESINOS FUE DETENIDO
 Se dedicaban al secuestro, robo de vehículos de carga y al robo de hidrocarburo en los ductos de Pemex.
Los detuvo la FISDAI, se les vincula con al menos cuatro secuestros en los cuales cobraron sumas millonarias por el rescate.
ACATZINGO, Pue.- 4 de septiembre de 2018.-  Luego de que los pobladores del municipio de Acatzingo se manifestaran públicamente exigiendo mejores índices de seguridad, el comandante de la Policía Municipal de Acatzingo, Vicente P. R., de 38 años de edad, fue detenido.

El aseguramiento incluyó  a otros cuatro cómplices, integrantes de peligrosa banda dedicada al secuestro, robo de vehículos de carga y robo de combustible en los ductos de Pemex.

La banda en la que operaba este corrupto comandante y una mujer policía, está relacionada con al menos cuatro secuestros ocurridos a partir del mes de julio, en los cuales exigieron sumas millonarias por la liberación de sus víctimas.

De acuerdo con los reportes dados a conocer por el titular de la FISDAI, Fernando Rosales Solís, el comandante y una mujer ex policía, operaban activamente en esta banda, además de que proporcionaban información a sus cómplices para poder evadir la acción de las autoridades policiales.

Además del corrupto comandante, también fueron detenidos: Eduardo N., alias “el Parra” de 24 años de edad; la ex policía municipal Lucero N., de 28 años quien en agosto renunció a su cargo, Leonardo N., alias “El Leo” de 18 años; Alejandro N., alias “El Bambino” de 25 años. Todos originarios y vecinos de Acatzingo, Puebla.

Durante la detención se diversas armas de fuego: Un arma larga HK con mirada telescópica con dos cargadores y 47 cartuchos calibre 5.46; un arma larga AR-15 Colt con un cargador y 36 cartuchos útiles; una pistola calibre 5.7 con 14 cartuchos útiles que comúnmente se conoce como “mata policías” por atravesar los chalecos balísticos; así como un Jetta negro con placas UAK1255 de Puebla.

Después de la detención de estos cuatro peligrosos delincuentes agentes de la FISDAI se trasladaron a Acatzingo, en donde el domingo por la mañana dieron cumplimiento a la orden de detención del comandante de la Policía Municipal, Vicente N. de 38 años de edad, quien fue puesto a disposición del Ministerio Público. Desde 2004 el comandante ha pertenecido a corporaciones municipales de Acatzingo, Los Reyes de Juárez y Palmar de Bravo, en tanto que también desde el mismo año, la mujer policía ha estado en Acatzingo, Tepeaca, Cuapiaxtla, Acajete y Tecamachalco, ella renunció en agosto a sus funciones.

COMETIERON AL MENOS CUATRO SECUESTROS
Las investigaciones a cargo de la FISDAI iniciadas en el mes de julio, permitieron establecer que la banda estaba relacionada con por lo menos cuatro secuestros en aquel municipio. Al identificar a los integrantes de la banda se percataron que entre ellos había policías en activo.

El 3 de julio del 2018, tres personas circulaban en los alrededores de Santa María Actipan de Morelos, en Acatzingo, cuando fueron interceptadas por otro vehículo del que descendieron varios sujetos con armas largas, amagando a dos de los tripulantes, el tercero de ellos logró huir de sus captores, horas más tarde los familiares recibieron una llamada en la que exigieron la cantidad de diez millones de pesos a cambio de liberar a las dos víctimas con vida.

El 15 de julio, un ganadero se encontraba en una fiesta en la que aproximadamente a las 03:00 horas ingresaron diversos sujetos con armas de largas y cubiertos del rostro, sometiendo a asistentes y privando de la libertad al ganadero, horas más tarde los familiares recibieron una llamada con exigencia de rescate por diez millones de pesos.

El 29 de julio, al llegar a su domicilio la víctima de ocupación empresario, también en Acatzingo, fue interceptado por varios sujetos armados que lo privaron de libertad, exigiendo ocho millones de pesos y diversos vehículos como pago para liberarlo con vida.

El 22 de agosto, al salir de su domicilio con dirección a su escuela, un menor de edad de ocupación estudiante, fue privado de su libertad por diversos sujetos, sus captores exigían cinco millones de pesos a cambio de no hacerle daño y liberarlo con vida.

En todos los casos, casi de forma inmediata los familiares de las víctimas acudieron a la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI) a denunciar lo ocurrido, dando inicio a las carpetas de investigación correspondientes, canalizándolos al área de psicología, manejo de crisis y negociación.

El cautiverio de las víctimas fue de 5, 6, 16 y un día, respectivamente, fueron liberadas después de pagos realizados, en dos de ellos con vehículos y otros en efectivo, sin embargo, en ninguno de ellos excedió del 10 por ciento de la cantidad exigida.

ASÍ LOS DETUVIERON
Los agentes investigadores mantuvieron vigilancia permanente sobre los imputados, es así como el 01 de septiembre del 2018, los asegurados salieron de su entorno de seguridad en el que contaban con información del Comandante de la Policía Municipal de Acatzingo, por lo que el grupo de reacción de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI) procedió a realizar un operativo de seguimiento y aseguramiento.

El operativo inició durante la madrugada ubicando a dos de los asegurados quienes se reunieron en un bar en las inmediaciones de la colonia el Conde, en Puebla capital y horas más tarde se reunieron con dos más de los integrantes en un hotel de la misma zona, donde finalmente fueron asegurados.

POBLADORES SE HABÍAN MANIFESTADO POR LOS SECUESTROS
Es importante recordar que la semana pasada pobladores de Acatzingo se manifestaron en contra de la inseguridad en aquel municipio, en especial en contra de todos los secuestros que habían estado ocurriendo en las últimas semanas, en donde se desembolsaron fuertes sumas de dinero por parte de las familias de las víctimas.

En aquella ocasión el presidente municipal Juan Carlos Valdés, más conocido como “Calichi”, exhibió documentos con sellos y firmas de recibido, en donde indicó a los manifestantes, había exigido con anterioridad al gobierno del estado interviniera con el Ejército y con fuerzas federales, en esa demarcación en donde la violencia ha ido en aumento.