OTRA BALACERA ENTRE FEDERALES Y HUACHICOLEROS EN EL RUMBO DE CAPULINES

OTRA BALACERA ENTRE FEDERALES Y HUACHICOLEROS EN EL RUMBO DE CAPULINES
b_150_100_16777215_00_images_sierra_policia_a_huachicol3.jpgHUAUCHINANGO, Pue.- 19 de Septiembre de 2018.-NSN.-Vecinos de las inmediaciones en la zona de Mesa Capulines en el municipio de Huauchinango informaron de una balacera que  se suscitó en horas de la madrugada en esos caminos rurales rumbo al municipio de Ahuazotepec, una zona completamente invadida por los huachicoleros quienes, en repetidas ocasiones, se han enfrentado a balazos con soldados y personal de Seguridad Física de Pemex, incluso Policías Municipales. 

La segunda balacera en tres semanas habría sido escenificada en horas de la madrugada del día de ayer por miembros de las fuerzas federales, Ejército Mexicano y Seguridad Física de Pemex en un intercambio a balazos contra presuntos huachicoleros.

Los informantes, quienes pidieron no dar a conocer su identidad, señalaron que sólo escucharon las descargas de balazos, pero nadie salió para verificar que fue lo que habría sucedido ni quién contra quién se había disparado.

Comentaron que, hace tres semanas personal federal, Ejército Mexicano y Seguridad Física de Pemex sostuvieron un zipizape a balazos contra los huachicoleros que se han extendido a esta parte de Huauchinango provenientes del municipio de Ahuazotepec, aunque no se sabe de alguien a quien hayan capturado, “sólo los municipales de Huauchinango, que hace unos días detuvieron a cuatro”, dijeron.

Cabe recordar que el municipio de Ahuazotepec es el principal centro de robo de combustibles de Pemex en esta región. “De allí han salido los huachicoleros que se han regado a los municipios de Huauchinango y Xicotepec de Juárez”.

En esta zona cientos de tomas clandestinas se han localizado, sellado y clausurado por personal de Pemex, sin embargo la actividad se encuentra con un gran incremento.

La Policía Municipal de Huauchinango así como de Xicotepec, informan de manera oficial de vehículos confiscados, encontrados abandonados cargados con grandes contenedores, garrafas y bidones llenos de gasolina o en tránsito de ser abastecidos.

Esto tal como sucediera hace algunos días, el pasado 6 de septiembre, como lo dimos a conocer en este diario, cuando cuatro personas fueron detenidas luego de que la Policía Municipal descubriera que un trailer cargado con chatarra sólo servía para encubrir la existencia de contenedores metálicos con capacidad para 10 mil litros cada uno los cuales llenaban con  40 mil litros de huachicol.

El problema es que hay muchas limitaciones de las policías municipales, tanto por falta de equipo para combatir un delito que crece con esta virulencia, aparte de ser competencia federal, necesita fuertes operativos de personal y equipo que sólo las autoridades federales son capaces de desplegar en la zona, de esa manera lo han dicho y han reconocido en diversas ocasiones  autoridades locales.