LAS TÍAS Y SUS PAREJAS SON INVESTIGADAS POR EL SECUESTRO Y ASESINATO DE LA NIÑA ITZEL

LAS TÍAS Y SUS PAREJAS SON INVESTIGADAS POR EL SECUESTRO Y ASESINATO DE LA NIÑA ITZEL
Hay cuatro detenidos por el homicidio de la menor de seis años hallada sin vida en Chiconcuautla.
Detenidos por portación ilegal de armas de fuego y ataques a oficiales de la Ley son investigados también por el secuestro y asesinato de Itzel.
HUAUCHINANGO, Pue.- 27 de Octubre de 23018.- NSN.- Flor Itzel Cruz Aureles, la pequeña de tan sólo 6 años de edad que fuera asesinada la noche del 23 al 24 de Octubre pasado, en la Sierra Norte, podría haber sido víctima de secuestro y asesinato a manos de sus tías; dos medias hermanas de su madre y sus presuntas parejas, quienes ya se encuentran a disposición de la Fiscalía General.

Aunque la dependencia no ha precisado cómo ocurrieron los hechos y cuál sería el verdadero móvil del secuestro tras la exigencia de dinero, fuentes de la Secretaría de Gobernación, revelaron que la madre de la menor sí recibió una llamada por parte de sujetos desconocidos que le exigieron dinero a cambio de dejar a la niña en libertad.

Existe la posibilidad que durante este fin de semana, se podría resolver la situación legal de los cuatro detenidos, aunque de principio, enfrentan cargos tras haber recibido a balazos a los policías estatales que andaban en la búsqueda de la menor por lo cual fueron detenidos en flagrancia, de acuerdo con el reporte oficial de la SSP.

Una fuentes de la Secretaría de Gobernación en la Sierra Norte de Puebla a cargo del Delegado Ernesto Renero, dio a conocer de manera pública que los secuestradores de la menor Itzel actuaron en cuestión de horas y la asesinaron casi de inmediato, lo que se presume pudo haber sido por la profusión con que se dio a conocer el secuestro aunado a que  no recibieron pago alguno y la niña los conocía bien.

TODO SUCEDIÓ MUY RÁPIDO
La menor, con domicilio en la comunidad indígena de San Lorenzo, del municipio de Chiconcuautla despareció la mañana del pasado día 23 de Octubre cuando se encontraba en su casa donde había quedado al cuidado de su tía, que vive con ellas, y quien la dejó sola debido a que salió, -dijo a la madre cuando se le informó que estaba desaparecida- para ir a dejar “lonche” a la escuela y la niña Itzel no había ido a clases aquejada por una dolencia que dijo padecer y al regresar la tía, como a las diez y media de la mañana, ya no estaba.

La mujer, según le dijo a la madre de Itzel por teléfono, quien estaba en su trabajo;  “Ya la busqué por todos lados, pero no la encuentro” así que nerviosa y apurada por la noticia, la madre salió de su trabajo, distante a unos 40 minutos en el microbús,  para dirigirse a su casa, pero llegó en menos tiempo debido a que una persona le apoyó trayéndola en su camioneta y rápidamente fue a su casa para que junto con sus medias hermanas, tratar de dar con el paradero de su hija.

Las mujeres se avocaron a buscarla por el pueblo y la autoridad local fue advertida.

Las autoridades de la localidad dispusieron un vehículo con bocina y recorrieron toda la población de San Lorenzo Tlaxipehuala, del municipio de Chinconcuautla, compuesta por unos mil 800 habitantes, así como por los caminos vecinales avisando que buscaban a la niña Itzel.

Uno de los pobladores informó a la madre y a las autoridades que a esa hora, más o menos que dicen se perdió la menor, un auto color blanco sin placas de circulación pasó a toda velocidad frente a su casa, que llevaba vidrios polarizados por lo que no se dio cuenta si en el interior iría la menor.

Así pasaron la horas y la angustiada madre acudió a la Fiscalía para dar cuenta de este hecho y de inmediato se lanzó una alerta Amber que fue rápidamente difundida y, la madrugada del 24 de Octubre, tras arreciar por la tarde anterior  las pesquisas de la policía, la movilización ciudadana para localizar a la menor, así como la profusión de publicidad sobre su desaparición por medio de las Redes Sociales, Radio, Televisión y la falta de pago del rescate, los secuestradores se habrían visto abrumados y acorralados, por lo que mejor decidieron asesinar brutalmente a la niña, ya que no la podían poner el libertad debido a que conocí a todos ellos y posteriormente  fue localizada muerta en una barranca conocida como Oxtotla en la comunidad de Ixhuacatla donde hay unos 200 habitantes, del municipio de Huauchinango.

Vecinos de la localidad hallaron el cuerpo de la niña de 6 años que vestía una chamarra a cuadros de color café en diferentes tonos; botas de plástico, pants de color verde y en la cabeza, presentaba una lesión provocada por un fuerte golpe en el parietal derecho.

LA DETENCIÓN DE LOS PRESUNTOS RESPONSABLES
Cuatro personas, dos hombres y dos mujeres, fueron detenidos por agentes de la Policía Estatal  por el delito de portación ilegal de dos armas de fuego y tentativa de homicidio en contra de sus elementos.

De acuerdo con la información de la Seguridad Pública del Estado, (SSP) los hechos sucedieron cuando los efectivos a su cargo llevaban a cabo una parte del  dispositivo de búsqueda, para localizar a la menor Itzel de seis años de edad, que había sido reportada el día anterior como desaparecida en el municipio de Chiconcuautla.

 Los policías al marcarles el alto a un grupo de personas para realizar unas preguntas de rutina, sin motivo aparente y sorprendidos los sujetos sacaron sus armas y agredieron a balazos a los uniformados, por lo que en una reacción inmediata fueron neutralizados y asegurados por los elementos estatales.

Los responsables del atentado responden a los nombres de Brisanet N., de 20 años de edad; Lidia N., de 26 años; Alejandro N., de 20 años, y Benjamín N., de 43 años de edad, a quienes se les aseguraron dos escopetas calibre 16 y dos machetes.

Los detenidos fueron trasladados a la Casa de Justicia de Huauchinango, para su puesta a disposición de la autoridad ministerial así como las armas confiscadas.

SON INVESTIGADAS POR LA MUERTE DE ITZEL
Estas cuatro personas que ya se encuentran a disposición de un juez de control en la Casa de Justicia de Huauchinango bajo cargos de portación ilegal de arma de fuego y tentativa de homicidio contra oficiales del Estado, la Fiscalía de Justicia de Puebla lleva, por separado, una investigación por su presunta participación en el crimen de la pequeña Itzel puesto que no descartan estar involucrados en los hechos relacionados con el secuestro y muerte de la menor.