“VENADEARON” A PADRE E HIJO EN CAMINOS DE CHICONCUAUTLA

“VENADEARON” A PADRE E HIJO EN CAMINOS DE CHICONCUAUTLA
Se desconoce el móvil del doble asesinato; los occisos eran parientes
b_150_100_16777215_00_images_sierra_policia_a_muerto_palzoquitlqa.jpgCHICONCUAUTLA, Pue.- 26 de Noviembre de 201.- Otro letal ataque a balazos deja a dos personas sin vida, padre e hijo, quienes fallecieron luego de recibir una tanda de balazos, sin que las autoridades tengan aún una clara línea de investigación de estos hechos.

De acuerdo con la versión de la policía dos personas del sexo masculino fueron ultimadas a balazos el fin de semana en un camino del municipio de Chiconcuautla.

Los varones, uno de ellos de 52 años y el otro de 22 fueron encontrados por viajeros que avisaron a la policía que había dos cuerpos tirados a la orilla del camino.

A recibir la llamada, la policía municipal se desplazó hacia el lugar denominado Zahuinco un paraje en la carretera San Lorenzo-Chiconcuautla y confirmaron que en la orilla del camino había dos personas sin vida.

Algunos vecinos especularon que a estas personas los habrían sido “venadeado” ya que al parecer habrían sido sorprendidos por sus asesinos.

Los cuerpos fueron identificados por sus familiares como Manuel Nava Garrido, de 52 años, y Nazario Nava Márquez, de 22 años de edad, padre e hijo, vecinos de la Ranchería de Amola.

Los agentes investigadores encontraron con los dos cuerpos tintos en sangre, que se encontraban boca abajo sin que tuvieran signos de vida. Los policías se reservó el dato de cuántos disparos tenía cada uno de los occisos.

Trascendió que ambas personas se encontraban chapeando a la orilla del camino, realizando la faena cuando desde un vehículo en marcha, que iba con rumbo a San Lorenzo,  les dispararon y fueron muertos en el lugar.   

Hasta el cierre de esta edición se desconocía el móvil de este crimen, así como la identidad del responsable o responsables. Las investigaciones del caso corren a cargo del personal de la Fiscalía General del Estado de la comandancia de Huauchinango. Los cuerpos fueron reconocidos por sus familiares y luego de las diligencias respectivas enviados a la morgue de Huauchinango.