VIENTOS DE FRONDA SOBRE EL ESTADO DE MÉXICO

Observatorio Político
VIENTOS DE FRONDA SOBRE EL ESTADO DE MÉXICO
Por Maquiavelo
Sobre el Estado de México soplan los vientos de fronda, similares a aquellos movimientos de insurrección ocurridos en Francia, durante la regencia de Ana de Austria, siendo aún menor de edad Luis XIV, fue la última batalla llevada a cabo contra el Rey de Francia.

De igual manera en el Estado de México todas las condiciones están dadas -guardando las distancias- para una lucha similar, ésta en las urnas, de manera civilizada, sin balazos ni cañonazos, horcas, pedradas o charpazos, sino con votos.

Sin embargo en el fondo de todo esto yace una verdadera disputa del Poder por el Pueblo contra las Élites Tricolores que durante casi 90 años gobiernan.

Los observadores políticos ven que hay suficientes condiciones no sólo a nivel estatal sino nacional para dar al país un viraje a la izquierda, en la búsqueda de la ansiada transición política, usurapada por Calderón y sus secuaces del PRIAN.

Buscar una salida a la miseria, abandono, inseguridad, marginación y la pobreza que ahoga a los mexicanos bajo la premisa de “No nos puede ir peor con la izquierda que con los priístas y los panistas unidos y sus satélites y, a lo mejor, chance, nos vaya mucho mejor…” La moneda está en el aire.

Por eso, y atenidos a ese razonamiento hoy, el país entero, está esperando que llegue el domingo 4 de junio para que se realice este proceso electoral estatal en cierne, una verdadera revolución moderna, y luego de ello prever el rumbo que va tomar el proceso electoral nacional en el cual habrán los mexicanos que elegir a los titulares de todos los puestos de elección popular desde el Presidente de la República, hoy más desgastado, blando y sin sustancia, tanto como un jabón dejado una noche entera dentro de una cubeta llena de agua.

Se cambiará el Congreso del Estado en pleno, Senadores y Diputados Federales y Diputados Locales  considerados por la ciudadanía como unos verdaderos traidores a los principios y estamentos que les fueron confiados por el pueblo con su voto y que ahora los ven y los palpan, aparte de taimados y mentirosos, traidores. Tanto que en el descontento de su actual circunstancia se considera no son merecedores de un adarme de confianza.

El famoso Pacto por México, que suscribieron los legisladores a través de las negociaciones con los vende patrias dirigentes partidistas que sin recato se unieron en contra de la población que los eligió, provocó en gran medida la situación que actualmente padecemos y seguiremos viviendo, de mantenerse en el Poder el actual sistema neoliberal de gobierno.

Habida cuenta de que el neoliberalismo no es un gobierno con rostro humano, ítem más, riñe con el bienestar social y sólo propone la aplicación de programas de apoyo a menesterosos con el único fin de tener un voto cautivo, un voto duro del que echarán mano los partidos políticos y sus candidatos cada vez que haya menester.

Educación de baja calidad, servicios médicos deficientes, caminos de los pueblos en pésimas condiciones, depredación del campo mexicano por empresas mineras extranjeras, altos costos de la vida, gasolinazos infames, aumento de la canasta básica y cero apoyo para los trabajadores obreros y del campo, inseguridad galopante, miles de muertos por la delincuencia rampante, trepadora, cientos de miles de desaparecidos, en síntesis; eso, urge, debe cambiar.

Habrá que entender que para el próximo periodo legislativo, la mayoría de los puestos de elección popular podrán ser reelectos y eso es un gran acicate para la malversación, la compra de conciencias, la falta de cumplimiento, corrupción e impunidad. Así que, poco va a vivir el que no lo vea, sólo dos días más y la cuenta regresiva se termina o…comienza. Pero por lo pronto veremos y diremos.