AGANDALLE MORENOVALLISTA EN EL PRD

Observatorio Político
PRETENDE IMPONER A CARLOS MARTÍNEZ EN LA DIRIGENCIA ESTATAL
Por Maquiavelo
Ante la incertidumbre morenovallista del fortalecimiento del llamado Frente Amplio en el que estarían PAN-PRD y Movimiento Ciudadano, frente al próximo proceso electoral del 2018, los perredistas espurios buscan “agandalle” con la dirigencia estatal del partido de El Sol Azteca al pretender imponer como presidente del Comité Estatal a Carlos Martínez Amador incondicional del Gober-Bala.

Todo sucedió ayer domingo cuando, mientras la nueva delegada estatal en Puebla designada por el Comité Ejecutivo Nacional del PRD Dulce María Arias Atayde se presentaba y desconocía el albazo que, en rueda de prensa aparte, promoviera el grupo "perredista" de Rafael Moreno Valle Rosas con el fin de colocar en la máxima dirigencia estatal al diputado con licencia Carlos Martínez Amador quien fuera el principal activo promotor de las leyes como la Ley Bala, la Ley del Despojo, la Ley de la Privatización del Agua, etc, etc., etc. y otras más altamente lesivas a la población.

Mientras por un lado, en la cuenta de Facebook de Roxana Luna daban la bienvenida a la nueva delegada Dulce María Arias Ataide, CON FACULTADES EJECUTIVAS (que quiere decir que asume las funciones la Dirigencia Estatal del PRD en Puebla) para el proceso electoral Ordinario Federal y Local 2017-2018, en rueda de prensa aparte y con medios de comunicación "a modo"  Carlos Martínez se asumía un supuesto ascenso como dirigente estatal.

Cabe recordar que, el PRD emitió con base en sus estatutos, el nombramiento de la nueva Delegada basado en los artículos 72, 73, 74, 103 inciso M, del estatuto vigente con todos los poderes en la entidad, esto luego del riesgo en que estuvo para perder su registro como partido a nivel estatal ya que en la última elección logró menos del cinco por ciento de la votación. De allí que para el 2018 los verdaderos perredistas deben asegurar condiciones para que remonten las cifras y garantizar la permanencia de su partido.

Es de hacer notar que dentro del PRD le siguen dando a Socorro Quezada tiempo tratamiento de dirigente por lo que los líderes de las distintas expresiones del PRD así como integrantes de la dirección estatal dieron a la nueva delegada una cordial bienvenida con el fin de atender los asuntos y coadyuvar con la Presidenta y la Dirección del partido, para que la vida política del PRD en Puebla continúe bajo el respeto a su normatividad.

La nueva delegada María Arias se presentó en una conferencia de medios en la capital del estado ayer, donde la integrante del CEN Roxana Luna Porquillo explicó que la nueva delegada asumirá la conducción del partido, mientras se dirime en tribunales si fue legal la expulsión de Quezada y la designación de Martínez, quien fuera secretario General a nivel local.

Socorro Quezada atribuye los ataques a su postura como dirigente estatal a su postura crítica ante el grupo político del panista Rafael Moreno Valle y la alianza que éste tejió con el sol azteca a nivel nacional para los comicios de 2018.

Así, mientras la nueva delegada María Arias apoya la permanencia de Socorro Quezada y asume las funciones de Presidenta del CDE del PRD, en un acto diferente, encabezado por Carlos Martínez, otros perredistas "elegían" a Carlos Martínez como presidente del partido. Se revisará este nombamiento, señaló Dulce María Arias.

Cabe insistir en que la delegada del CEN, Dulce María Arias recibió facultades ejecutivas y administrativas para ejercerlas en la elección de Puebla ya que, afirmó, el PRD sólo tiene “una presidenta (sic) hasta el momento” y es Quezada, en razón de que la Comisión Nacional Jurisdiccional no le ha notificado su expulsión.

Señaló que es necesario revisar la designación de Martínez “bajo la normatividad estatutaria” para determinar si se apegó a la misma, mientras tanto aclaró que no puede juzgar su legalidad ni si representó un “albazo” para el partido, aunque para sus propios compañeros de partido así lo hayan calificado.  

La delegada es miembro de la corriente Alternativa Democrática Nacional (ADN) que encabeza en Puebla Roxana Luna quien fue una acérrima contestataria a las políticas morenovallistas y quien siempre ha pugnado por la permanencia de Socorro Quezada Tiempo hasta noviembre de 2018 para impedir que los grupos comprados por Rafael Moreno Valle asuman el control del partido durante el próximo proceso electoral.

La disputa entre el ex gobernador y el sector disidente del sol azteca data de 2014, año en el que operadores de Moreno Valle afiliaron al PRD a cientos de panistas e impulsaron a Carlos Martínez como Secretario General del Comité Estatal para impulsar una alianza con el PAN en la elección 2016 que no se concretó por la oposición de Socorro Quezada y Roxana Luna.