BOTÓN DE MUESTRA EN HUAUCHINANGO

¡Buenos Días, Huauchinango!
Hay esperanza para el municipio
Por El Huachi
b_150_100_16777215_00_images_sierra_nacional_a_plan_morgan.JPGEn una ojeada a volapié en el terreno -ya de hecho electoral- a partir del pasado 3 de noviembre, según el INE, observamos que en Huauchinango los aspirantes a la máxima curul municipal, no sólo mantienen reuniones de café, pláticas de salón y una gran pasividad sustentada en la ignorancia, salvo uno de ellos que bien conoce las necesidades, probables soluciones y acciones a emprender.

El lector se preguntará, y quién o quiénes podrían sacar del marasmo y la actual atonía al municipio no sólo de la galopante inseguridad que impera sino para ofrecer oportunidades para el trabajo, la educación y la salud a una gran mayoría?

Sobre todo en las comunidades rurales. De allí que nos dimos a la tarea de platicar con algunos ciudadanos, hombre y mujeres, para conocer su opinión al respecto y la mayoría comentó tener conocimiento de un Plan, Programa y Proyecto  de trabajo recién publicado por uno de los aspirantes a la alcaldía.

De allí que aquellos consultados observadores, analistas y gente común enterada de la situación local, que han leído y estudiado este Plan, Programa y Proyecto, consideran que, al menos en Huauchinango, sólo el autor ha dado muestras prolijas de conocer a fondo la problemática municipal incluso al haberlo publicada con un plan de trabajo concreto que se antoja bastante objetivo.

El autor, una figura pública, comerciante, ex alcalde de Huauchinango, conocedor de los secretos de la administración pública, conocedor de a pie de la situación local centra la atención general cuando ofrece, de manera pública, clara y concisa un conocimiento pleno de la problemática local. De tal grado importante que ni siquiera las autoridades en turno logran esbozar, conocer y actuar para provocar posibles reparos, planes de trabajo, proyectos ejecutivos, acciones, y menos aún dejar propósitos que pudieran ofrecer a posteriori soluciones, en lugar de ello sólo se dedican a una grilla aldeana que empantana, aún más, una situación subyacente plena de apatía, ineficiencia, corrupción e impunidad.

Sin duda estamos frente a la existencia de un plan de trabajo que podría sacudir la modorra municipal basado no sólo en el objetivo real de la administración pública, sino dentro del más estricto sentido común ya que además de promover el uso adecuado de los recursos públicos, la economía en los gastos administrativos y de operación, promueve que haya resultados concretos al hacer más eficiente la operación, el gasto y el apoyo a la población.

De acuerdo con el espíritu del manual publicado, habría una permanente evaluación sobre el desempeño de los programas de gobierno y su impacto en la población, mismo que será del conocimiento público de la manera más clara y transparente posible así como busca la profesionalización del servicio público con la observancia, promoción, garantía y fortalecimiento de la transparencia y el acceso a la información.

Parte importante del plan de trabajo es la de contar, de manera permanente, con la participación ciudadana en el diseño de políticas públicas, además de facilitar al ciudadano acceso para realizar un trámite municipal, simplificar los trámites y promover la automatización de los procesos.

Otro caso de una situación negada, de manera sistemática, a la población es el asunto de las reuniones de Cabildo que se llevan a cabo de manera privada, a puerta cerrada, sin la presencia no sólo de los representantes de los medios de comunicación, sino del público interesado en los asuntos de la municipalidad, incluso dentro de una probable participación ciudadana.

Existe en ese manual el conocimiento pleno de áreas propiedad del municipio actualmente ignoradas por las mismas autoridades locales, así como su probable uso, adecuado y necesario. Un ambicioso proyecto de reubicación y ampliación a niveles  de Hospital General, la reubicación y crecimiento del Rastro Municipal, promoción del turismo, la educación así como la regulación del comercio, ésta última, con una creciente ocupación informal sin orden ni concierto. En verdad, un trabajo profesional hecho por profesionales y conocedoras de fácil aplicación local cuando se tienen ganas de sacar a Huauchinango del agujero en que se encuentra. Conste.