SEGURIDAD INTERIOR !JA!

BUENOS DÍAS, HUAUCHINANGO
SEGURIDAD INTERIOR?....JA!
MILITAROTE AMENAZA A AGENTE FEMENINA DE VIALIDAD CON UNA ARMA DE FUEGO
Por El Huachi
]Diversos riesgos existen en caso de que la Ley de Seguridad Interior sea aprobada por el Senado y entre en vigencia en el país, ya que estaríamos dando varios pasos hacia atrás, tal como lo hiciera el gobierno con alguna de las reformas estructurales de Peña Nieto que nos condenan a sufrir una crisis económica de grandes proporciones, como si no hubiera un pasado del que hubiéramos aprendido algo.

Con un sistema neoliberal que cada vez más empobrece y el país se convierte en una fábrica de hambrientos y desesperados, al grado que hemos rebasado cualquier proporción entre una población de trabajo y creatividad, para caer en una mayoría de pobres y  menesterosos, sería criminal que los soldados arrebataran al gobierno civil, tal como lo hicieran Pinochet en Chile o Franco en España, el control del país.

Para ejemplo de lo anterior un incidente que fue publicado por un periódico local, Trienio, en donde narra un acontecimiento inusitado, de por sí, como para no poder dimensionar lo que podríamos estar viviendo en un futuro inmediato y, lo peor, el gobierno municipal no actuó en consecuencia..

De acuerdo con la versión periodística, fue la noche del sábado pasado, 2 de diciembre, cuando una agente de Vialidad Municipal, encargada de la zona de parquímetros, se percató que una camioneta cerrada se encontraba estacionada en un lugar prohibido, junto a un banco, y acudió para informar al chofer y pedirle se retirara de ese lugar.

Dentro de la camioneta, color negro, Marca Chevrolet tipo Suburban, Tahoe con número de placas 371-YCG, modelo 2012, se encontraba un sujeto al que, la agente de vialidad, informó que estaba en un lugar prohibido el estacionamiento y le pidió moviera su vehículo.

El sujeto, por toda respuesta sacó una pavorosa arma de fuego, tipo reglamentaria, al parecer calibre .45, opinan quienes supieron de primera mano la información y que, ante los ojos de todos y sobre todo la agente fue una amenaza cierta. La mujer policía se quedó pasmada pero sin amilanarse solicitó el auxilio de la Policía Municipal y al momento arribó la patrulla PH-45 con varios elementos quienes se dirigieron al vehículo.

El sujeto, al ver a los agentes de la Ley, los encaró y les informó que era Teniente Coronel del Ejército Mexicano. ¡Ajúa!

El pelafustán dijo contar con el permiso correspondiente para portar el arma y, además; “tener la autorización de los altos mandos policíacos de esta zona para estacionarse en donde quisiera…”

Sin duda un acto de infinita prepotencia de un elementos castrense quien, por lo visto y dimensionarlo en caso de autorizarse la Ley de Seguridad Interior, con estos iletrados de uniforme, estaríamos viviendo un clima no sólo de frecuente violación a la Ley y los Derechos Humanos, sino de terror e incertidumbre al estilo, como arriba lo asentamos, Pinochet en Chile o Franco en aquella sufrida España.

La plática entre los policías y el militarote, fue un momento que se hizo largo, pero luego de un rato los policías dejaron ir al sujeto quien se retiró del lugar, “al parecer no lo arrestaron por el grado que tiene dentro de la Sedena, detalló un testigo ocular”, consigna la información.

Bueno, pues aquí surgen varias preguntas que sería bueno que las autoridades municipales de Seguridad Pública contestaran a la población: Quién era el sujeto?, Qué hacía allí o qué esperaba? Porqué no fue consignado ante la autoridad de la fiscalía por la amenaza a la mujer policía? Quién le dio permiso para “…estacionarse en donde quisiera…”?

Situación de riesgo para cualquier ciudadano que llegue a toparse con un sujeto de ese jaez, prepotente, abusivo y encima de todo ¡armado!, como para acabar con el cuadro. Habremos de esperar sentados a que la autoridad nos diga algo? Pues parece que sí. Conste.