EL ARRIBO DE LÓPEZ OBRADOR A  LA SIERRA DE PUEBLA

Observatorio Político 1 de Febrero de 2018
EL ARRIBO DE LÓPEZ OBRADOR A LA SIERRA DE PUEBLA
Por Maquiavelo
Gran expectativa causa en Xicotepec de Juárez, la tierra del ganado y el café, la visita de Andrés Manuel López Obrador, el candidato presidencial de la alianza Morena-PT-PES que, según dijera en su momento el aspirante a la mano de Doña Leonor; “es una alianza que incluye principios”.

Y bueno, con esa mística y el hartazgo social en contra de los partidos políticos como el PRI, PAN, PRD y satélites que los acompañan, la gente vislumbra una esperanza de que las cosas pudieran mejorar.

Pese a la gama de personajes nuevos en las filas morenistas -detractores de las mismas en tiempos recientes- que hoy se sienten atraídos por el incluyente programa lopezobradorista, algo así como  “Unidos Venceremos”, se empalman con esta frase popular de quien llama a la lucha.

Y bueno, la lucha la sigue haciendo López Obrador luego de que ya en el reciente pasado sufriera sendas derrotas electorales pero, como dice el dicho, “la tercera es la vencida”, la gente, el pueblo de México, exige un cambio de políticas públicas más encaminado al beneficio nacional que de extranjeros y sus empresas, defensa del territorio nacional y de sus  recursos naturales como el agua, petróleo, minas, medio ambiente, en fin, mucho por corregir y aún es tiempo.

Bajo esa premisa la gente de la sierra espera a que mañana, dos de Febrero, Día de la Candelaria y en medio de la tamaliza, sea el día que para los marginados y olvidados serranos, López Obrador traiga un mensaje de esperanza y de repudio a la situación política, económica y social que actualmente se vive en esta región donde la inseguridad, la pobreza y los abusos, son tan cotidianos.

Xicotepec de Juárez, tierra de caciques y principales, lugar donde la bota el fuete y la .45 al cinto hacen su propia ley por el monopolio de la fuerza, de la que se han apropiado, podría dar un vuelco en el próximo proceso electoral al despertar al dragón dormido que significa el voto masivo popular.

De allí que la gente -como dicen por acá- “anda toda alborotada” esperando a que mañana se desvele algo que podría dar al traste con los sueños de la permanencia en poder del cacicazgo serrano para que soplen nuevos y frescos vientos de cambio que encarnan aspirantes locales a la alcaldía y las diputaciones de buena fe y en los que la gente centra sus esperanzas.

Por otro lado en Huauchinango, del lado de los Morenistas, se les ven caras largas porque sienten que fueron excluidos de la gira de López Obrador, dado que consideran a este municipio como el bastión de la insurgencia, sin embargo razones debe haber para pasar de largo. Aunque los aspirantes a la alcaldía y las diputaciones huauchinantecas se comen las uñas esperando a que se desvelen los telones y se conozcan decisiones.

En Pahuatlán, ni hablar, la presencia de López Obrador será un fuerte bálsamo, sobre todo para las etnias otomí, náhuatl y ñahñu que sobreviven por la región y son víctimas propiciatorias para los trabajos del proyecto canadiense trans-Canada al que, por cierto, ganaron la suspensión de los trabajos para evitar pase por esa comarca el gasoducto por lo que tendrán que buscar otra alternativa, porque por aquí “no pasarán”, dijeron los paisanos y, lo lograron.

Chignahuapan, de igual manera espera la visita de AMLO con esperanza de que los añejos cacicazgos de los talamontes sean compensados por políticas públicas de protección al ambiente estrictas y abiertas para que se mejoren las tierras que, en el reciente pasado, han sido motivo de devastación y muerte y hoy muchas de ellas erosionadas y abandonadas al igual que las explotaciones mineras que devastan el paisaje serrano y expolian a los lugareños.   

Por otro lado el próximo sábado, las sedes del PRI de las cabeceras municipales, serán los lugares  en donde los aspirantes a precandidatos deberán inscribirse para contender por las alcaldías,  aunque algunos, según cuentan, no lo harán porque de último momento escucharon el canto de las sirenas y tienen ofertas de otros institutos políticos para, con seguridad, ser los ungidos a la alcaldía.

Invitación que, dicen los enterados, vendría desde las alturas del Poder, de aquél que todo lo mueve y está al tanto de las circunstancias. El Señor, según cuentan ha llamado a quienes considera podrían llenar huecos en algunos sitios en donde le hacen falta candidatos con más o menos experiencia sin importar ganen o no. La cosa es lograr votos para que la Doña sea la que reciba los beneficios y al final las marionetas podrían salir beneficiadas con algunas migajas del Poder que caigan de la mesa del Patrón. Así que quien diga que no manda en el PRI, miente. Pero bueno, eso en breve los Veremos y lo diremos.