Hola Anaya Sí Chucha y Tus calzonzotes

Observatorio Político
Hola Anaya, sí, Chucha y…tus calzonzotes?
Por Maquiavelo
Una verdadera torre de marfil custodiada por sicarios de la política fue colocada en torno a Ricardo Anaya -de visita por la comarca serrana en gira de campaña- a  quién no le quedó otra más que repetir lo que le dijeron que podría ser un punto que le atraería el voto masivo de la Sierra y, en los hechos, decepcionó a muchos luego del trillado y muchas veces andado camino de las falsas promesas.

Al menos en la parte que corresponde a Huauchinango su promesa de “resolver el problema generado tras el cierre de Luz y Fuerza”, que no se circunscribe específicamente al pago de consumo de energía eléctrica durante los últimos ocho años, al “Borrón y Cuenta Nueva”, sino que va más mucho más allá de lo que los políticos apenas esbozan y es el fondo de una verdadera cloaca en la que nos sumió su compañero y adlátere, dipsómano, enano físico y mental Felipe Calderón Hinojosa junto con su compinche Javier Lozano Alarcón, verdaderas lacras de la política del yo-yo.

Debieron haberle advertido que los serranos ya pasamos por ese camino trillado por las bestias de la política. Lo único que dejaron a su paso es un barrizal. Caminos infernales que tienen empantanada a la Sierra Norte de Puebla.

Es la herencia de advenedizos de la política como Carlos Barragán Amador, flamante “coordinador” (o francotirador) de Medae en el Estado de Puebla, (por sus amigos los conoceréis -variante bíblica-)  quien como lema de campaña y manera de allegarse votos prometió recio y quedito que “ahora sí”, iba a resolver el asunto del adeudo con la Compañía de Luz.  

A la fecha, ni siquiera movió un dedo para hacerlo. Pero, vamos, hay algo más allá de simplemente resolver el asunto del pago que en los hechos, a nadie interesa se resuelva y menos a los consumidores que ven como da vuelta la rueda del medidor de luz sin que meta en su bolsillo la manota oficial de las promesas incumplidas por Peña Nieto de que “ahora sí”, habiendo reforma energética, iba a bajar los precios de la Gasolina y la Luz. Ni bajó los precios de la gasolina tampoco los de la Luz. La gente se encargó de eso. Por eso consume huachicol y tampoco paga la luz.

Si Chucha ¿y tus calzonzotes?, frase ésta que pudiera parece áspera a algunos de nuestros estimados lectores-electores a quienes de antemano pedimos disculpa, pero las cosas como son.

A dónde queda el problema ecológico de la Sierra de Puebla?, los compinches políticos de Anaya no le dijeron la grave contaminación que tenemos de ríos y arroyos en la zona.?

Tanta y tan apestosa contaminación que en estos pasados días de la Semana Santa, visitantes nos comentaron; “ya ni la chingan” (perdón por el exabrupto, pero así lo dijeron) cuando recorrieron la comarca para cerciorarse de la cruda realidad por la falta oficial de mantenimiento ecológico.

Arroyo tras arroyo de aguas prístinas que buscaron para refrescarse antaño limpias y cantarinas –hace menos de medio siglo- donde aún era posible acampar a la vera de ríos y arroyos que circundan los pueblos, hoy son drenajes, cloacas que sólo el miasma, una pestilencia tenebrosa, se arrastra entre la pastosa y multicolor corriente de porquería.

Ni qué decir de la tala no sólo ilegal, sino inmoderada, de pinos, encinos y cualquier otra variedad maderable que abre grandes áreas de laderas y cerros a la erosión con la consiguiente pérdida del sustrato fértil donde medra el bosque y la maleza. La extracción de barros y feldespatos que dejan enormes y profundas simas que como grandes cicatrices en la tierra abandonan los empresarios, millonarios frente a la miseria de los pueblos, donde ni siquiera procesan la materia prima, se la roban y llevan a otros lares. Hay graves problemas de educación y de salud.

La delicadísima ola de inseguridad, producto de la falta de empleo de una derrama económica que en su momento aportó Petróleos Mexicanos y la Compañía de Luz. Hoy esos miles de millones de pesos semanales, quincenales o catorcenales de los trabajadores que iban a dar desde la cantina hasta el mercado, la tiendita o el súper, los burdeles y la iglesia ya tiene años que no existe.

Porqué no explicó Anaya, a su propia canalla, cómo y de qué manera pensaba hacer para resolver este verdadero problema cuando aseguró: “cuando llegue a la Presidencia de la República, resolveré los problemas generados tras el cierre de Luz y Fuerza del Centro?.

No le informaron al güerito del que dicen es corrupto, que partir del Decreto de Extinción a la fecha, los problemas se han multiplicado no como los peces de Jesús, sino como: “La leyenda del tablero de ajedrez y los granos de trigo” que podrás leer en este link: https://matematicascercanas.com/2014/03/10/la-leyenda-del-tablero-de-ajedrez-y-los-granos-de-trigo/

Así de grandes se están haciendo los problemas de la Sierra Norte de Puebla y Anaya viene a decirnos que va a: “resolver el problema generado tras el cierre de Luz y Fuerza”. Pero no dijo cómo, cuándo ni a qué horas. Y así, veremos desfilar al resto de prometedores de campaña que se desgañitarán gritando lo mismo, pero sin decir cómo o de qué manera, sólo repiten como loros lo que sus coordinadores de campaña les dicen que la gente quiere oír. Ya lo verán a los largo de estos farragosos discursos vanos, huecos e insustanciales de campaña. Ésos pretenden gobernarnos? ¡Puafff!