GRACIAS ISSSTEP

Desde las Galias
GRACIAS ISSSTEP
César Musalem Jop.
1.- La señora setentona hermana de 2 izucareños goza de cabal salud siempre. Tiene privilegiadamente una vida de trabajo en una civilización mixteca poblana, donde como en todo el México de agricultura casi improductiva por desorden gubernamental-social, en las ciudades como Izúcar, los vecinos viven vendiendo servicios, gracias a los billetes verdes de las remesas.

1.2.- Estas cantidades dan trabajo a miles de mixtecos, y comodidades, bautizos, divorcios, cenas, desayunos, fiestas de todo y por todo.

1.3.- En El Salvador, los estudiosos dirían que la mixteca es una sociedad parasitaria.   Como mixteco no puedo insultar a mi comunidad, amén que adobos-con vinagre dominando el guiso-; pepianos-de pepita de calabaza con hoja santa; moles poblanos: dulces, semi dulces, secos medio secos; barbacoas de cabritos y cabrones o chivos de media edad al  natural sólamente aderezados con sal, con hojas de aguacate, enchilados, con romero o con ajo, muy especiales por cierto estos dos, incluyendo panzas blancas de luxe con aceitunas verdes, alcaparras y chiles en vinagre, no se comen donde sea.  Así que vivan y gocen los que hacerlo pueden.

2.- Vuelvo con la setentona.  De pronto empieza a perder peso, adelgazando, tiene anemia perniciosa y acude al ISSSTEP en Izúcar donde hay un puesto.

2.1.- Es canalizada para ayer,  al ISSSTEP Puebla:  Consultas, análisis, medicina.  Regresada es a su casa.

2.2.- Entre días bién y otros no, va sorteando las mañanas, hasta que la fiebre aparece.  En ambulancia ipsofacto, vuelve a las magníficas instalaciones, extraordinarios servicios médicos, enfermeriles y administrativos.

3.- Todo mundo lucha con sus conocimientos, atendiéndola afectuosamente.   La operan y descubren una imparable -por avanzada- mancha cancerígena, que le impide su total recuperación.  Entra, sale de terapia intensiva bajo el mismo esquema de tratamiento que dan en hospitales privados de medio pelo y de lujo.

4.- La señora de 70 y pico de años, tiene a su lado a su fiel hermana o a su hija.  Los hombres solo echan porras.  Mujer de carácter habla de la muerte como un paso hacia allá y nada más.   Menciona a la muerte asistida del D.F. o a países como España donde se usa ha tiempo.   No es el caso en Puebla.

5.- Tienen sus hijos dos opciones:  aceptar la realidad o aceptar la realidad.   Aceptan la segunda opción:  la realidad, retornando con la enferma a casa, allá en la puerta de la mixteca de 4 millones de hectáreas.

6.- ¿Qué produce a los cánceres?.   Que hablen los sabios.   Que nos protejan los líderes políticos sanos de mente.

7.- Este gobierno estatal orgulloso debe estar, como los anteriores, de la calidad de la infraestructura hospitalaria, de sus médicos, enfermeras, equipos humanos de análisis, personal administrativo, salas impecables, cortinas nuevas, sillas de espera de diseño, pisos relucientes.  Esto es medicina pública ¡carajo!.   Si la perdemos.  Perdemos hasta la dignidad de morir con ella por nuestra sumisión ante lo inevitable.

8.- La setentona se llamó en vida Manuela Musalem Jop, y no se invocó ninguna recomendación. El ISSSTEP no las requiere, todos poseén conducta Ética.