VECINOS REPUDIAN OBRA QUE INVADE CAUDALOSO RÍO EN TIEMPOS DE AGUAS

VECINOS REPUDIAN OBRA QUE INVADE CAUDALOSO RÍO EN TIEMPOS DE AGUAS
Temen que las inundaciones se agudicen luego de las que sufrieron en el reciente pasado
b_150_100_16777215_00_images_sierra_nacional_a_obra_el_paraiso1.jpgHUAUCHINANGO, Pue.- 25 de abril de 2018.-NSN.- Vecinos que tienen propiedades en el acceso Oeste de la ciudad, en donde se unen los ríos El Aguacatal y San Juan, afluentes de la Presa de Necaxa, exigen a CONAGUA y al Ayuntamiento se detenga una obra que están construyendo en ese lugar que no sólo invade la zona federal sino reduce el cauce de manera preocupante.

La construcción, se encuentra entre las calles; al Norte la carretera federal y linda con la parte trasera de la Agencia Volkswagen, al Sur la Avenida Revolución,  al Este la calle  Arnulfo Giorgana y al Oeste con la calle Alberto Jiménez Valderrábano.

b_150_100_16777215_00_images_sierra_nacional_a_obra_el_paraiso2.jpgLa obra luce ya  gruesos cimientos que servirían para levantar muchos pisos de altura, además de sólidos, muy anchos como para soportar alguna creciente ribereña, pero no dejará fluir adecuadamente el agua de los ríos, opinan los vecinos.

Esto les causa temor ya que; “reduce de manera importante el flujo del agua por el cauce y ya sufrimos graves inundaciones y fuertes pérdidas”.

Foto de Archivo
b_150_100_16777215_00_images_sierra_nacional_a_obra_el_paraiso6.jpgDe por sí esta zona, considerada de riesgo por ser propensa a  las inundaciones, es altamente inestable debido a los dos ríos que se juntan precisamente en ese lugar y en temporada de lluvias pueden crecer hasta cinco o más veces y el cauce se desborda. Incluso inundó la agencia de autos, el Hotel Rex, la calle Alberto Jiménez y hasta la Avenida Revolución cerrando el paso para quienes quieran salir o entrar a la ciudad.

Los vecinos comentaron que la persona o empresa que realiza esa obra “debe ser muy influyente” ya que, según dijeron, el encargado de la obra les dijo que cuentan con todos los permisos del Ayuntamiento, así como de la Comisión Nacional del Agua, (CONAGUA).

Foto de Archivo
b_150_100_16777215_00_images_sierra_nacional_a_obra_el_paraiso4.jpgEsto, afirman los quejosos, no puede ser posible ya que es una Ribera o Zona Federal de la que no respetan el Derecho de Vía del agua y que, de acuerdo con el artículo 3, fracción XLVII, de la Ley de Aguas Nacionales (LAN) debe tener fajas de cuando menos diez metros de anchura contiguas al cauce de las corrientes o al vaso de los depósitos de propiedad nacional medidas horizontalmente a partir del nivel de aguas, “y su nivel, cuando sube el río rebasa esa área hasta inundarlo todo”, afirmaron.

ACUDIERON CON PROTECCIÓN CIVIL MUNICIPAL

Señalaron que los vecinos dieron parte a la Dirección de Protección Civil del Municipio en donde una persona que se identificó como el segundo del Director de nombre Honorio dijo que él respondería a la queja y aunque de momento comentó a los quejosos; “eso está muy mal…” nunca llegó ni él ni ningún empleado de esa oficina para verificar el problema y emitir algún dictamen.

ACUDIERON CON PROTECCIÓN CIVIL ESTATAL

De igual manera, dijeron los vecinos, se le pidió al delegado regional de Protección Civil Estatal de nombre Fernando Clemente para que acudiera a verificar este asunto, incluso le dieron fotografías que evidencian el problema, pero tampoco acudió a verificar y emitir algún dictamen.

Por ello, dijeron los vecinos, “pensamos que el propietario o propietaria, de este terreno debe ser una persona muy influyente ya que sus empleados dicen no sólo contar con todos los permisos, incluyendo los de CONAGUA, sino que logra contener cualquier inspección que le fuera a causar alguna sanción o clausura de la obra”.

La construcción, detallaron los vecinos, tiene una longitud superior a los 50 metros de largo y en su inicio no sólo acortaron el cauce del río en cuando menos dos metros y en el otro lado se metieron unos cinco metros, por lo que el agua se encajonará y buscará la salida, como siempre lo ha hecho, sobre las propiedades de los vecinos.

Dos personas, que acudieron con un empresario del ramo hotelero -quien es uno de los vecinos quejosos- se identificaron como los constructores de la obra, uno de ellos de nombre Benito Bobadilla, aunque la otra persona no es conocida, preguntó que si estaban en contra de la construcción de esa obra, por lo que  la respuesta del empresario fue que no estaba en contra de la obra, pero sí que hagan bien las cosas ya que; “los perjudicados seremos nosotros cuando llueva fuerte y el agua se estanque en la reducción que están haciendo”.