LA SOMBRA DE MORENO VALLE EN EL DEBATE POBLANO

Noticiero de la Sierra Norte
Por Carlos Castelán
LA SOMBRA DE MORENO VALLE EN EL DEBATE POBLANO
Puebla necesita un régimen decente
Un verdadero debate de agresiones, como verduleras, fue lo que presenció el público serrano luego de que los candidatos del PRI, PVEM y el PAN echaron montón al candidato de Juntos Haremos Historia Luis Miguel Barbosa quien  como pudo esquivó los misiles boca a boca que le mandaron.

En los ojos y pensamiento de todos los actores del debate así como de los espectadores presentes y a través de la televisión o la internet, la sombra de Moreno Valle se cernió no sólo sobre el escenario, sino en mente de todos los testigos presenciales, sobre todo cuando llamaron a no votar por la continuidad del régimen morenovallista representado por su esposa.

Pese a que el formato señalaba que los motivos de este debate deberían centrarse en los temas de Desarrollo Económico y Social, Seguridad y Justicia, poco les importó y mejor se dedicaron a lanzar puyas al abanderado de MORENA como si de una acción concertada desde las alturas del poder y tras bambalinas hubiera sido dictada a sus títeres candidatos.

El principal tema para los aspirantes a Casa Puebla, hermanados por el morenovallismo, fue cuestionar al MORENO sobre un presunto enriquecimiento y el carecer de título profesional, cuestionamientos de Chaín y Doger, mientras que Barbosa respondía sobre el  avasallamiento del morenovallismo en Puebla cuyo sexenio estuvo plagado de actos de corrupción.

La mujer, sin embargo, tratando de quitarse el peso de la carga señaló que "Si tienen algún señalamiento de corrupción en su contra acudan a denunciarlo y presenten las pruebas correspondientes".

Barbosa calificó al morenovallismo como un régimen corrupto del cual debe sacudirse Puebla y le recordó a Martha Erika que ella fue la primera en asumirse “de Moreno Valle”, cuando fue presidenta del DIF Estatal y ahora busca que no la llamen así por violencia de género.

La panista le respondió que es un misógino y trató de disculparse cuando dijo que no está compitiendo contra Moreno Valle. “Se equivocó de campaña y de candidato. Si hubiera querido competir contra Moreno Valle se hubiera registrado hace ocho años, por ciento cuando usted lo apoyaba”.

Verdades a medias, mentiras totales, sobre todo cuando el peso de la historia los señala a todos como parte de un tinglado que en el reciente pasado sojuzgó a la entidad.

Decepcionante y lamentable la falta de capacidad demostrada en un debate que debería ser de ideas y no de improperios ni acusaciones que no pasan de ser más que petardos con pólvora mojada.

La gente, el elector, deberá razonar bien su voto y aprobar, en este caso a quien considera que podría ser menos dañino a Puebla y a los poblanos. A quien ya no caiga en la tentación de los abusos y los presos políticos, a quien derogue Leyes tan insensatas e inmorales   como la Ley Bala, La Ley del Despojo, la privatización del agua y sobre todo, combata la inseguridad, la delincuencia y erradique la corrupción y falta de atención a la ciudadanía. En fin, a quien pueda construir y llevar a cabo, un régimen decente, Puebla y los poblanos, lo merecemos.