LÓPEZ OBRADOR DEJA CLARO SU POSICIONAMIENTO RESPECTO AL “CASO PUEBLA”

LÓPEZ OBRADOR DEJA CLARO SU POSICIONAMIENTO RESPECTO AL “CASO PUEBLA”
Por Maquiavelo
Por si algo faltara para quedar claro sobre el fraude electoral que en Puebla propició Rafael Moreno Valle con el fin de perpetuarse en el poder a través de la gobernatura por medio de su esposa Martha Erika Alonso (de los mismos apellidos que él) la decisión de Andrés Manuel López Obrador, Presidente Electo de la República al decir frente a los legisladores:  “Para nosotros el gobernador Electo de Puebla es Miguel Barbosa” todo quedaría muy claro, porque  al buen entendedor pocas palabras.

Sin duda el ex gobernador de Puebla, pensó que todo sería muy fácil, COMO LO HA SIDO  ya que mucha gente le rinde pleitesía….aún y, la verdad hubiera sido muy fácil de haber ganado el PRI o el PAN, pero al haber ganado MORENA todos los espacios de representación popular, desde el Congreso de la Unión, hasta el Congreso de Puebla, pasando por los presidentes municipales y regidores de toda laya donde, el poder absoluto se ejerce absolutamente y parafraseando al viejo PRI, “El poder se ejerce, no se comparte…” la puerca tuerce el rabo.

Eso debiera saberlo RMV quien amamantó en primera instancia la política priísta a través de su estirpe familiar y luego de la estirpe política como Melquiades Morales antes de querer fraguar el más grande, escandaloso y brutal fraude electoral.

López Obrador también dijo que se iba a llevar a cabo “todo el procedimiento” muy entrecomnillado, sabemos muy bien cuál es el “procedimiento” encomillado, que se usa en México y no es más que; “el que manda, manda y si se equivoca vuelve a mandar…”

López Obrador termina su tesis sobre el Caso Puebla, señalando: “que se le dé a miguel Barbosa el triunfo o se anule la elección, lo que proceda…” Así o más dulce, como dice un popular dicho mexicano.

Por lo que en los hechos, más tarde o más temprano, Miguel Barbosa tomará posesión del Gobierno de Puebla cerrando de esta manera el bochornoso asunto del mayor fraude electoral en la historia moderna de nuestra entidad vapuleada, robada y abusada por el gobierno morenovallista, que sin duda pasará a los anales de la historia como el oprobioso caso que es y que se dé de santos que no lo metan a la cárcel, que bien se la merece por sus veleidades, fraudes y el empobrecimiento en que dejó a los poblanos que deberán, aún, pagar una deuda durante los próximos 30 ó 50 años.

Por otro lado a lo mejor Miguel Barbosa no es el mejor ni el más adecuado para gobernar la entidad, pero en este caso sería el menos malo, es al que se le hizo el fraude y es el qué más prometió, desde el punto de vista ciudadano, de que podría cambiar las cosas, pero bueno hay que esperar que, un freno a los gobernadores como lo representa López Obrador lleve a Barbosa por el buen camino. Sin duda, estamos ante el más claro ejemplo en el ejercicio del poder. Bueno o malo pero así lo quisieron 30 millones de mexicanos que le dieron la confianza a AMLO.