REZAGO EN LA INVESTIGACIONES DE LOS MINISTERIOS PÚBLICOS

REZAGO EN LA INVESTIGACIONES DE LOS MINISTERIOS PÚBLICOS
HUAUCHINANGO, Pue.-18 de Julio de 2018.-.- “Cómo quieren que se esclarezcan tantos delitos cometidos en esta región  si los Ministerios Públicos no mandan las declaraciones, no mandan nada…” dijo tajante el Comandante Manzano a un agraviado que llegó para preguntar su caso.

De acuerdo con la versión de esta persona, que no quiso revelaran su nombre, señaló que acudió a las oficinas de la Policía Ministerial con el fin de ver cómo va su investigación, pero al decir del jefe policíaco, éste se quejó de la carga de trabajo que tienen sus elementos.

Sobre todo tratándose de robo de vehículo cuando dijo; “y tanta violencia que se vive en huauchinango y sus alrededores” esto debido a que los agentes del Ministerio Público sólo mandan oficios  sin las declaraciones de los agraviados.

El Jefe de policía, dice el agraviado, se quejó: “tengo más de 300 oficios aquí en mi pinche (sic)  comandancia sin que me manden las declaraciones,  no mandan nada los MPs y así no se puede trabajar, no soy adivino ni mago para saber  que pasó con esta investigación… ”

El agraviado dijo que le llevó el oficio  de un robo de vehículo “pero el Jefe estaba tan molesto que arremetió contra los ministerios públicos…”

Esta situación es anómala, dijo esta persona pues los agentes ministeriales ya tienen oficinas en La Casa de Justicia, a un costado del Cereso, pero insisten en seguir operando desde la colonia El Paraíso.

Y agregó que desde hace ya varios meses el Gobernador del Estado ordenó a los comandantes que tendrían que estar en las oficinas de la Casa de Justicia para facilitar a los quejosos llevar sus oficios de investigación, pero no hay nada.

Esta situación desalienta a la gente, dijo el agraviado y propicia, por lo engorroso, dejar de insistir en que se le haga justicia abandona la gente sus denuncias ya que nadie les hace caso y luego de ser víctimas, deben soportar dilaciones que sólo perpetúan la impunidad de los delincuentes.