DETIENEN EJIDATARIOS A TALAMONTES Y APLICAN SU PROPIA LEY

DETIENEN EJIDATARIOS A TALAMONTES Y APLICAN SU PROPIA LEY]
Ejidatarios no confían en la PGR 
b_150_100_16777215_00_images_sierra_policia_a_talamontes.jpgHuauchinango, Pue.- 23 de julio de 2018.- Ejidatarios de Teopancingo, una zona eminentemente forestal, como la mayor parte del territorio del municipio de Huauchinango, detuvieron una camioneta cargada de troncos de pino y a dos personas que la llevaban.

Los hechos sucedieron el viernes 20 de julio por la noche en un sendero forestal de Teopancingo hasta donde llegó la Policía Municipal para conocer de estos hechos, asegurar a los talamontes y decomisar el producto de un derribo ilegal de árboles.  

Al llegar al lugar fueron recibidos por el Presidente del Comisariado Ejidal de “El Olivo”, un predio boscoso perteneciente a la comunidad de Teopancingo, todo esto en jurisdicción del municipio de Huauchinango.

El Comisariado informó a los uniformados que el pueblo tenía detenidos a dos personas y una camioneta doble rodada GMC modelo 1986 con placas de circulación del Estado de Hidalgo en la que trasportaban 17 trozos de madera con un volumen aproximado de tres metros cúbicos.

El chofer del vehículo al identificarse, resultó ser vecino del municipio de Zacatlán quien en su defensa dijo que únicamente estaba realizando un flete, desconociendo la procedencia de la madera.

Debido a esto los ejidatarios lo habían trasladado, junto con su acompañante, a la Casa Ejidal del lugar en dónde, tras dialogar y llegar aún acuerdo con la asamblea ejidal, el chofer se comprometió a realizar el pago de los daños causados.

Cabe destacar que por tratarse de un delito federal, los responsables de tala ilegal podrían haber sido puestos a disposición del Agente del Ministerio Público, sin embargo, los ejidatarios se negaron argumentando que en ocasiones pasadas han llevado a cabo todos los trámites correspondientes para la puesta a disposición de talamontes detenidos infraganti por el mismo delito, sin embargo las autoridades ministeriales federales se desentienden de estos casos por lo que mejor optaron por llevar a cabo convenios para la reparación del daño y de esa manera hacer su propia justicia.