LOS FUNDAMENTALISMOS POLÍTICOS EN PUEBLA

OBSERVATORIO POLÍTICO
LOS FUNDAMENTALISMOS POLÍTICOS EN PUEBLA
Por Maquiavelo
Sorda y escandalosa lucha por el poder se libra en la entidad poblana tras el desaseo, del que se dio cuenta puntual en medios de comunicación y redes sociales, sucediera en el proceso electoral del pasado 1 de Julio, en la elección para Gobernador (a) del Estado.

A nadie debería sorprender que, mientras por un lado Martha Erika, mejor dicho, Rafael Moreno Valle, da los últimos coletazos de su pretendía ampliación del cacicazgo en Puebla con sus intentos de imponer a su esposa como Gobernadora y no cualquier gobernadora, sino Primera Gobernadora Mujer de la entidad poblana, que ya de entrada le estaría dando un lugar en la historia, por otro Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República Electo clama cuando dice que el único triunfador del proceso electoral es su afiliado morenista Miguel Barbosa Huerta.

El jaloneo que se da luego de lo que unos llaman desaseo electoral con robo de unas, muertos, secuestrados, amenazados, en fin, de todo, como parte de un escenario para elegir a la mujer de Moreno Valle como gobernadora. Por otro lado el equipo morenista defiende desde con invasión a las oficinas panistas, declaraciones públicas, protestas y marchas ciudadanas en cierne con clamor político, el triunfo de Barbosa. Y más cuando son alentados por quien ocupará la Silla de doña Leonor en meses venideros.

En principio la acusación de que Martha Erika habría rebasado los topes de campaña recibió una contundente  respuesta del Instituto Nacional Electoral (INE) luego de que el Consejero Ciro Murayama saliera a decir que ninguno de los actuales gobernadores electos rebasó los topes de campaña.

¡Zaz! Bueno, “ni siquiera la gobernadora electa, Martha Erika Alonso”. Lo que deja patas arriba a los morenistas ya que el rebasar los topes de campaña sin duda habría sido un motivo muy importantes para la nulidad de la elección.

Ahora el Congreso a modo morenovallista, reforma la Constitución de Puebla y encabezados por Carlos Martínez Amador, en fast-track, en menos de 24 horas, aprueban una reforma constitucional para que Martha Erika Alonso tome protesta como gobernadora ante el presidente del Tribunal Superior de Justicia y no en el Congreso en una gran mayoría morenista.

Todo esto con el fin de que la esposa de Moreno Valle no vaya a tener que escuchar los gritos y protestas de los diputados de MORENA. Fuchi!, fuchi!

Por lo que sin duda buscar la nulidad de la elección es hoy el principal motivo de esta lucha electoral.  Habida cuenta que en una repetición del proceso electoral, lo más seguro, al menos así lo ven observadores políticos, nadie votaría por Martha Erika, teniendo en cuenta a quien estará en Palacio Nacional, que no en Los Pinos, despachando como Primer Mandatario del País es ya saben quién.

O, bueno, al menos en el papel así lo dirá. Porque hace apenas este fin de semana AMLO avisó que a partir del otro día de su toma de posesión, saldrá con un morral al hombro, sombrero, manga de hule, machete y cobija, en un viaje por toda la República para verificar de manera directa qué cómo dónde y a qué hora se aplican los recursos. A ver a dónde se acusa a los abusivos y se combate la corrupción. Su frase es, como dice el clásico;  «Mis arreos las armas, mi descanso el pelear, mi cama las duras peñas, y mi dormir siempre velar».

Es decir, dijo AMLO, “Será una Presidencia Itinerante” y no podemos menos que evocar aquella “Presidencia Errante” de don Benito Juárez cuando el 31 de Mayo de 1863 a la sazón Presidente de la República, salió de la Ciudad de México acompañado por su familia, su gabinete, buena parte de los diputados del Congreso, empleados de gobierno y un destacamento militar, con destino a San Luis Potosí, donde instalaría los Poderes de la Unión y luego deambularía por  Coahuila, Monterrey, Chihuahua, Durango, Zacatecas, etc., periplo que le ganó el nombre de “República itinerante”, “nómada” o “errante”. Sin duda, AMLO emula a don Benito Juárez en todo lo que puede, ojalá y no pronto en su angina de pecho, toco madera. Pero bueno, así se ve que pintan las cosas en la Sierra Norte, por lo que pronto Veremos y Comentaremos.