TORRENCIAL LLUVIA AZOTA A HUAUCHINANGO Y CAUSA PROBLEMAS POR INUNDACIONES

TORRENCIAL LLUVIA AZOTA A HUAUCHINANGO Y CAUSA PROBLEMAS POR INUNDACIONES
Causados principalmente por la basura, las coladeras se saturaron en el agua de lluvia 
b_150_100_16777215_00_images_sierra_nacional_a_lluvia_huachi_5.jpgHUAUCHINANGO, Pue.- 10 de agosto de 2018.-NSN.- Intenso aguacero que hizo recordar la tragedia de la Tormenta Tropical “Earl” que hace dos años (7 de agosto de 2016) cayera sobre esta región cuando arrasó con viviendas, cerros y pueblos enteros, en esta ocasión sólo pequeñas inundaciones, encharcamientos y daños menores que, sin embargo, alarmó a la población.

Por todos lados, escurrideros en los cerros, vertederos de las casas, calles y tejados, la intensa lluvia hizo saltar las alarmas de las personas que esperaban lo peor, sin embargo lo efímero del fenómeno meteorológico, hizo lanzar suspiros de alivio aunque la mojada estuvo buena.

Acompañada de truenos y relámpagos, rayos y centellas, el viento junto con la intensa lluvia no duró más que unos cuantos minutos, fenómeno meteorológico que la gente denomina “víbora de agua” que, finalmente inundó calles, comercios, hogares y causó daños, aunque no de trascendencia.

b_150_100_16777215_00_images_sierra_nacional_a_lluvia_huachi_3.jpgCabe mencionar que de acuerdo con el SMN, la estación de Meteorológica de Xicotepec de Juárez ha registrado, en los últimos cinco días más de 320 mm de lluvia, lo que tiene a la zona completamente remojada y con tendencia a sufrir desbordes y deslaves. Sobre todo en las marcadas como zona de riesgo desatendidas por las autoridades y que cada vez crecen más debido a la migración a las ciudades de gente del campo desatendida por el gobierno estatal y federal.

Laderas, cañadas y las riberas de río, se ven llenas de viviendas paupérrimas  que en cualquier momento se desploman junto con toneladas de tierra, árboles maleza y piedras para quedar sepultadas, junto con sus habitantes que debe ser rescatados para darles sepultura.

En esta ocasión los drenajes, como siempre, dieron muestra de ineficiencia al salir el agua por donde se supone que debería fluir hacia los sumideros, así como en un instante quedaron taponeados, insuficientes para drenar el exceso de agua.

b_150_100_16777215_00_images_sierra_nacional_a_lluvia_huachi_4.jpgEn los ríos, como el Totolapa, (Necaxa) la corriente creció, en minutos, varias pulgadas con un agua negra de color y negra por el arrastre de las aguas de los drenajes y alcantarillas. Remolinos de basura compuestos por botellas y bolsas y toda clase de basura plástica, daban vuelta en los remansos como si de un tiovivo multicolor se tratara. Todo un  caos. 

En la ciudad los propietarios de comercios y viviendas fueron inundados y sacaron trapeadores, escobas y jaladores de agua, para desalojar el agua y secar sus propiedades.

b_150_100_16777215_00_images_sierra_nacional_a_lluvia_huachi_2.jpgChoferes inconscientes, corrían con sus autos por las calles salpicando el agua para mojar a peatones y otros autos. Afortunadamente, sin daños mayores, pero con un buen susto por las experiencias recién pasadas, la gente recordó y ahora se prepara para recibir una veleidosa temporada de lluvias que en los meses de Agosto, Septiembre y Octubre, la Sierra Norte ha registrado las mayores tragedias en los últimos 30 años.