EL RECUENTO DE VOTOS

 REFLEXIONES
EL RECUENTO DE VOTOS
Jota Eme
Ante las impugnaciones de Morena por la elección de Gobernador en Puebla, y frente a una campaña publicitaria para cuestionar el proceso, finalmente El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó que se lleve a cabo el recuento de los votos para empezar por dar certeza a los resultados.

Llevar a cabo un recuento significa repetir el procedimiento de las mesas directivas de casilla, empezando por anular y contar las boletas sobrantes, clasificar los votos por partido (s) marcado por el ciudadano, separar los votos calificados como nulos y contar cuantas boletas le corresponden a cada uno para determinar el ganador.

Esta tarea que parece tan fácil, en realidad no lo es.
No lo es porque las mesas de casilla están integradas por ciudadanos electos al azar, no se trata de personas letradas, ni de titulados o doctorados en universidades, estamos hablando de gente que lo mismo pueden ser estudiantes que obreros; amas de casa o profesionistas; choferes, comerciantes, agricultores, campesinos, u oficinistas.

Se trata en suma de gente que no está acostumbrada a procesos legales, y este lo es, y mucho menos a levantar actas tan precisas como las que requiere el proceso electoral.

Entonces el recuento además de sumar y/o restar las boletas asignadas para cada partido, lleva también implícita la tarea de calificar la legalidad de cada voto computado o anulado, y es esta etapa de calificación la que en realidad provoca movimientos en los resultados finales.

Claro, el recuento sí se lleva a cabo por parte de personal académicamente preparado, y con experiencia amplia en materia electoral. Los partidos también, a diferencia de los representantes que pueden tener en las casillas de Naupan, Chiconcuautla, Jopala o Jalpan, en esta ocasión mandan los más aguerridos de sus operadores.

Las condiciones en que se lleva a cabo un recuento también son diferentes, ya no están a altas horas de la noche, solos, en ocasiones sin luz, y resguardándose de la lluvia. Sin haber descansado durante el día, y muchas veces sin haber tomado su alimentación de costumbre, como las directivas de casilla.

Ahora están en salas custodiadas, con mesas integradas para tal efecto, y con todos los apoyos técnicos, materiales y humanos que se requieran.

Por eso no debe sorprender que los paquetes electorales no estén impecablemente integrados, o tengan errores, o estén sellados no con cinta adherente, sino amarrados con un hilo o con un lazo, y la documentación este dentro de una caja de huevo o de jabón, o en una caja plástica de las que se usan para los pollos muertos.

No todo México esta pavimentado, en el nuevo recuento y calificación de votos esto no deben olvidarlo.