A IMAGEN Y SEMEJANZA DE RAFA Y….GÖEBBELS

A IMAGEN Y SEMEJANZA DE RAFA Y….GÖEBBELS
Observatorio Político
Por Maquiavelo
A imagen y semejanza de su marido, Martha Erika, quien no piensa luego…insiste, se apresura a gastar una buena suma de billetes por aparecer en periódicos, revistas, redes sociales, tele, etc..,  tal como apareciera en una revistilla de vanidades, en donde está en la portada -como una medida extrema- para anunciar que ella y sólo ella es la real y verdadera ganadora del proceso electoral recién pasado en Puebla.

Y bueno, nadie duda que los números, el conteo y reconteo, así lo marcan, ahora habrá que ver si en realidad esos votos a su favor son reales o “hechizos” y no porque se publicite una y otra vez diciendo “ya gané… ya gané… ya gané… ”, verdaderamente ha ganado. Falta la última palabra y bien podría haberse ahorrado ese dinero que pagó alimentar para su ego y en lugar de eso  invertir ese recurso en apoyar a los niños de la sierra quienes deben caminar bajo el agua de lluvia para llegar a su escuela convertidos en ratoncitos mojados sin un impermeable o zapatos en buenas condiciones.

Desde el conteo de votos que supuestamente le dio el triunfo a esta señora, “de manera clara y contundente”, a sabiendas que podría no haber sido así, dadas las múltiples mañas, dislates, chanchullos y triquiñuelas que su propio marido orquestó para elaborar su triunfo, ha dicho a los cuatro vientos que ella y nada más ella, es la verdadera triunfadora del proceso electoral y por lo tanto es la Gobernadora ya, sin mácula ni mayores problemas.

Sin embargo, dijera Galileo, “se mueve” y algo se mueve y remueve en las entrañas de este proceso electoral y es que falta que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) se pronuncie con base en los archivos de impugnación que el partido de MORENA tiene en proceso para ser estudiados.

Ya en diversas ocasiones hemos dicho y la misma historia lo ha comprobado, que nunca “una mentira mil veces repetida se convierte en realidad”, frase célebre que por  allá en los tiempos de la Segunda Guerra Mundial, se acuñara cuando el principal propagandista de Adolfo Hitler  y quien, por cierto  ese mismo Paul Joseph Goebbels padecía el mismo síndrome de Moreno Valle;  un trastorno narcisista perverso de la personalidad que un estudio de la UPAEP revelara y fuera tan bien presentado al poco tiempo de arribar RMV al Poder y, la verdad, así nos fue…  

Pero bueno, pues Moreno Valle al igual que a Göebbels en sus tiempos, pese a que el Tercer Reich, estaba en llamas y la Wehrmacht retrocediendo en todos los frentes, grita a los cuatro vientos que “su” Victoria es posible y, lo peor es que, al igual que ayer muchos alemanes, hoy muchos poblanos se la siguen creyendo no sabemos bien a bien si es porque, en aquellos tiempos  pensaran que aún era posible en triunfo o porque, como hoy en Puebla, es el único clavo ardiente al que les queda aferrarse.

Mejor recordar aquella frase que resume todo esto y fue dicha hace más de dos mil años por el hijo de un carpintero de Galilea: “Por sus obras los conoceréis”.

En el mismo tenor, un verdadero escándalo político y social causó la revelación del pleito público entre el actual Gobernador de Puebla Antonio Gali Fayad y el ex Gobernador de Puebla, titiritero de Martha Erika, Rafael Moreno Valle en donde los dos se dijeron linduras, el primero para dejar claro su deslinde de las estupideces políticas de su mentor y el mentor porque Gali no se lanza a la hoguera con él mismo para inmolarse ambos de una buena vez, por todas al unísono y al mismo tiempo. Sin duda, algo que tiene más que nada peso específico y lo podríamos trasladar a la crónica de una decisión anunciada el nos resultados de los comicios en Puebla. Pero eso lo Veremos y lo Diremos. Conste