LA BASURA DE HUAUCHINANGO A ACAXOCHITLÁN…?

¡Buenos Días, Huauchinango!
LA BASURA DE HUAUCHINANGO A ACAXOCHITLÁN…?
Por El Huachi
Tras la decisión del nuevo Ayuntamiento de Zacatlán para no permitir ya más a Huauchinango, luego de cuatro años de haber tirado la basura en ese relleno sanitario como destino final de la basura de los huauchinantecos no volver a usarlo genera un caos. Sacuden la mano a Gustavo Vargas, le dicen que se vaya con su basura a otra parte y Gustavo por toda solución replica que es una “venganza política”, ¡WTF!!!.

Con los dedos pillados por la puerta, Gustavo Vargas en la pasada reunión de presidentes municipales con el diputado federal Miguel Acundo, en lugar de mostrar una postura de humildad y comprensión, además de decisión y estrategia al problema, se dedicó a rasgarse las vestiduras y señalar como una “venganza política” el que no le dieran permiso para tirar la basura de Huauchinango en el relleno sanitario de Zacatlán. En verdad incongruente.

La ciudadanía ya se dio cuenta de que el silencio mostrado por la actual administración municipal desde el mes de Julio, en que conocieron su triunfo, no fue una estrategia  política para analizar, organizar y buscar soluciones a los problemas más ingentes del municipio como lo son el destino final de la basura, el ambulantaje, (léase los carretilleros), la inseguridad, empleo, seguridad, seguridad, educación, seguridad, etc., sino para brindar por el triunfo de AMLO que no a otro deben su propio triunfo y se dedicaron a lo que saben hacer mejor; disfrutar, soñar con ser los nuevos ricos y despilfarrar. Sin duda, porque de solución de problemas no conocen ni la “o” por lo redondo.

Muchos, los que usted conoce y conoce perfectamente bien, que se encuentran ya enquistados en la nómina municipal, han cambiado hasta el modito de andar, escupen de lado y se ponen la mano en la cintura en la clásica pose del Jefe Político de aquellos añorados tiempos porifiristas, ¡Ah, qué tiempos Señor don Simón…! Pero la realidad demanda otras cosas más serias y comprometidas. Pero bueno, el pueblo los escogió como opción, el pueblo se lo merece.

Y los mentideros dentro de Palacio Municipal señalan que ya Gustavo Vargas habría platicado con su prima, la presidenta municipal de Acaxcochitlán para que le diera permiso para tirar en su basurero a cielo abierto la basura de Huachi  que, de acuerdo con algunos datos del departamento de limpia podría ya rebasar las 90 toneladas diarias, lo que haría un total de cerca de tres mil toneladas mensuales, imagínese lector, ¡casi tres mil toneladas mensuales! Todo un mundo de basura.

Pero lo peor no es eso, es que ni siquiera el Ayuntamiento en voz del propio Gustavo Vargas ha dicho nada al respecto, salvo acusar al Ayuntamiento de Zacatlán de no darle permiso para seguir tirando allá la basura, lo que lo pone de “a pechito” para que le pidan las perlas de la Virgen para tirar de nueva cuenta allí la basura. O es el teatro para dar a conocer que han elevando el precio por tirarla lo que daría lugar a su respectivo “moche”:  “tanto para ti, tanto para mi..…” y si no, al tiempo, no dan paso sin huarache y a río revuelto…

Así que mientras unos piensan que la crisis de la basura podría ser artificial para la Comuna o quienes la dirigen sólo para hacerse de algunos nuevos billetes con la efigie de Juárez, otros piensan que el Ayuntamiento carece de capacidad para la solución real de problemas y sólo dilata, para su propio beneficio,  la solución que, términos reales, es lo mismo.

Convocar a la ciudadanía a la separación de la basura es urgente, buscar un relleno sanitario en algún sitio idóneo es prioritario, convocar a los presidentes municipales y establecer un relleno sanitario  intermunicipal a donde vaya a dar toda la basura de la Sierra Norte, sería un ejemplo de convocatoria, capacidad política y ejemplo para el destino final de la basura en todo el país, pero la miel no se hizo para el belfo del asno. Conste.