PUEBLA, ELECCIONES PARA LA GUBERNATURA III

PUEBLA, ELECCIONES PARA LA GUBERNATURA III
Desde las Galias.
César Musalem Jop.
1.-    Los 2 órganos electorales poblanos, sin duda alguna fueron integrados como corresponde a la patrimonialización del Poder en una Democracia Electoral.

2.- Cualquier jefe del Poder de los 3 existentes:  Ejecutivo, Judicial o Legislativo, sea federal, estatal y hasta de alcaldías, dispone como si fuese suyo por herencia o por su creación personal o familiar, de la administración de recursos humanos, económicos $$$$ y ahora hasta tecnológicos a su antojo.

3.- Por cierto, a este manejo antojadizo en escalas democráticas muy atrasadas, Daniel Cosío Villegas lo relató en “el estilo personal de gobernar; “bien como ejercicio descriptivo (el viejo fue muy chingón), o bien como referencia de archivo para cuando México sea Democracia de Bienestar Social.

4.- Bajo esta visión obvia aplicando el juego infantil “lo que hace la mano, lo hace la tras”, los cuerpos electorales poblanos que convocan, colegian, organizan y califican a las elecciones a su cargo, o los que dictan resolutorios litigiosos, son personas allegada so recomendadas por su lealtad al equipo o cuerpo que detente el Poder en esos momentos”.

5.- De ahí que, ante las circunstancias reinantes, los que son calificados  ganadores son y serán invariablemente atacados por los perdedores, bajo los argumentos más variados útiles para el caso.

6.- El enriquecimiento con ostentación, de un funcionario de uno de los 2 entes, es causa en estos críticos momentos litigiosos, de renuncia por no confiablidad; tratamiento manejado en la Mass-Media y la Social-Media locales por el jurista Carlos Manuel Meza Viveros.

7.- Los componentes del otro ente, han dado muestras del conocimiento de elementos jurídicos ajenos a la Teoría del Estado, a la Filosophía de la Democracia, a la Teoría de los Partidos Políticos, comportándose todos como jueces en asuntos domésticos familiares, parcializando pública y ostentosamente el desarrollo del combate Electoral, colocándose de un lado cuando debieron ser imparciales en todo y por todo, guardando las espaldas y la fama pública a quien le debe el cargo.

8.- Ante otras elecciones, las autoridades electorales deben procurar una juiciosa imparcialidad en todos los actos sujetos a su legal intervención.    La legitimidad del proceso será miel sobre hojuelas:  no intentado desarreglar lo arreglado, por el partido al cual pertenecen.

9.- Por un lado, el PAN y aliados tienen obtenida una ventaja de más de cien mil votos.   Del otro extremo, MORENA aunque no creó el sunami con su candidato; en labor fecunda, sí, sus ayuntamientos entienden la postura ideológica de AMLO, aplicándola ipsofacto, pueden mover estrellas como hizo el presidente de la República electo y tócale al Congreso Estatal a “trote que aguante” “no carrera que fatigue”, a su jurídico, a sus asesores, generar entes electorales serviciales para la Democracia Electoral, no engendrar cuerpos burocráticos haciéndolos un cuarto poder como el INE. NUESTRA CASA.-  Puebla ejemplo de creadores