GOBIERNO DE NUBARRONES

REFLEXIONES
¡GOBIERNOS DE NUBARRONES!
Jota Eme
Tanto en el Gobierno Federal como en el municipal las cosas no pintan bien.
Este 1º de Diciembre tomará posesión el Presidente electo, y ya ha provocado, junto con sus diputados y senadores, verdaderas tempestades que nos obligan a estar preocupados y preparados para tormentas mayores.

Como dijera Juan Gabriel, ¿pero qué necesidad?

Nadie se explica la razón de provocar desconfianza en el sector financiero y en el mundo de las inversiones.

Nadie entiende por qué la cerrazón para escuchar opiniones diferentes a las propias, y mucho menos porque la descalificación de muchos actores sociales llamándolos “fifís”, “abajo firmantes”, “conservadores”, “adversarios”.

El Gobierno cambió, de eso no tenemos duda. Las cosas serán diferentes, pero no se entiende una rudeza innecesaria, si con una cachetada tenemos.

Total, en lo económico poco a poco se va desgranando la mazorca. Las que más han perdido son empresas mexicanas, los bancos no pierden si bajan sus acciones, porque éstas son de los inversionistas, no del banco.

El peso ya vale dos menos frente al dólar, $20.60, día 26 de noviembre.

El ahorro de las cuentas de los trabajadores que administran las AFORES y que habían invertido en el proyecto más grande del País, se afectó seriamente al cancelar el nuevo aeropuerto.

La inflación está alcanzando el 6% en promedio.

En lo político ya apuntamos como AMLO se prepara para perpetuarse en el poder, directa o indirectamente, participando ya en las próximas elecciones. Su derecho de réplica, como él lo llama, no es sino la expresión de su intransigencia para descalificar a todo el que no opine como él que no le aplauda.

En lo social, ya está preparando un ejército de votantes para que apoyen todo lo que él propone.

Las cosas no pintan bien.

Y en lo municipal seguimos sin rumbo, sin conocimiento, sin decisión, sin actitud, mucho menos liderazgo, autoridad, dirección y sin presencia.

Al paso que vamos, pronto se extrañará a Peña Nieto con todo y sus malos resultados.

Lamentable, muy lamentable.