EL EJEMPLO DE OBRADOR Y LAS OMISIONES MUNICIPALES

Observatorio Político
EL EJEMPLO DE OBRADOR Y LAS OMISIONES MUNICIPALES
Por Maquiavelo
Si bien todas las comparaciones son odiosas ésta, que aquí hacemos, no tiene desperdicio. Juzgue el lector.
Sin duda vemos que la repetida frase convertida en cruzada de Andrés Manuel López Obrador sobre la corrupción y el nepotismo, no tiene cabida en todos lados y estratos políticos.

Al menos eso es lo que nos toca ver muy de cerca, desde la óptica que la gente tiene sobre el inicio de unas Administraciones Municipales que cumplen el día de hoy, cincuenta días, desde que iniciaran el pasado 15 de Octubre, la mitad de lo que bien podrían ser “Cien Días de Soledad”, parafraseando a García Márquez.

El triunfo electoral de la administración municipal en masa, al igual que los legisladores locales, legisladores federales y Senadores de la República, fue posible debido al Tsunami que con una ola de 30 millones de votos llenó las urnas a nivel nacional. Esto sorprendió, principalmente, a palurdos y mentecatos que, como una opción para “nadar de a muertito” o lograr alguna negociación con él o los más viables para ganar la alcaldía se metieron de candidatos y lo menos es que esperaban un premio por hacer al “Tío Lolo”, jamás imaginaron ganarían “El Gordo”, loterialmente hablando.  

A su triunfo, lo primero que se les ocurrió, como toda ocurrencia ante lo impensable, fue mandar a traer a sus parientes y a sus amigos de generación (conste que decimos “generación”) para pedir ayuda y gobernar al municipio. Allí radica ese nepotismo rampante. Al mismo tiempo marginaron  y traicionaron a quienes los apoyaron y ayudaron con las matracas. Sin duda un vívido ejemplo de Ingratitud. Y hay un dicho muy mexicano que habla sobre eso. “Se puede perdonar a un ladrón o a un asesino, porque a lo mejor cualquier día podrías de alguno de éstos, tener un favor, pero de un ingrato, jamás podrás tener otra cosa más que traiciones e ingratitudes…” .

Los primeros cargos oficiales fueron para lo cercano del parentesco. A unos les dieron, por ejemplo, el cargo para avituallar de insumos a los presos en las cárceles, a otros los pusieron donde “hay”, otros esperan la obra pública con la constructora preparada, de igual manera se preparan para vender piedra, cemento y varilla para esas obras, otros fueron a dar lo mismo a la Tesorería Municipal, Contralores  que de Asesores.

Un cargo, éste último que, como dijera nuestro querido y muy estimado amigo Francisco Castillo Montemayor cuando se dijo era “asesor” del gobierno de MORENA en la ciudad de Puebla y que refutó puntualmente dejando una descripción muy puntual de lo que, en los hechos, es un “ASESOR” municipal.

Al refutar el cargo que le adjudican de “Asesor” (del Ayuntamiento de Puebla) dijo: “No soy Asesor ni Gurú, comparto mi pensamiento e ideales políticos”.

Añadió: “El término ‘Asesor’ está muy desprestigiado, con él se encubren aviadores, parientes holgazanes, cómplices, vividores, amantes y hasta mayates, yo sólo soy un simple ciudadano…”  

Y bueno, no tenemos más que voltear a cada Palacio Municipal y preguntar quién o quiénes son los Funcionarios de alto nivel y los “Asesores” del Presidente Municipal para que toméis conciencia de lo que son las Administraciones Municipales 2018-2021  habida cuenta de que, como dice el dicho, “por la hebra sacaréis el ovillo” y entonces, usted también comprenderá el porqué del desorden, del desbarajuste, del desconcierto y la desorganización que existe al grado que los alcaldes en funciones ni siquiera hacen pie en la Primera Oficina del Municipio, pues no saben qué hacer.

La realidad los tomó por sorpresa, jamás pensaron llegar a ganar el proceso electoral, no se prepararon ni siquiera para ser buenos candidatos. Campañas grises, deslavadas, mediocres. Hay quien dice que tuvieron que ir a despertarlos para avisarles que había ganado.

AMLO, al otro día de su triunfo salió a recorrer la República, dar la buena nueva a los mexicanos y reiterar su proyecto de gobierno.

Por estos lares, el triunfo sobre el escaño municipal, ni siquiera mereció, en un asomo de decencia, moverse para recorrer el municipio y agradecer a los pueblos rurales, a los pueblos menesterosos, marginados y expoliados el voto popular y ponerse a las órdenes de la gente y las Autoridades Auxiliarse. Nunca en la historia tal comportamiento se había conocido. Sin embargo sí se nota un revanchismo político rampante proveniente de gente de MORENA, casi iletrada, desconocedora de lo más elemental así como propietarios de un precarismo intelectual sólo comparable con una insaciable voracidad. Y nos remitimos, lea el aguzado lector, a “Los de Abajo” de Mariano Azuela. Por Dios! En breve, veremos y diremos.