GUSTAVO VARGAS, UN PRESIDENTE MUNICIPAL AUTISTA

¡Buenos Días, Huauchinango!

GUSTAVO VARGAS, UN PRESIDENTE MUNICIPAL AUTISTA
Por El Huachi
Hemos tenido en este sufrido y políticamente vapuleado municipio, Presidentes Municipales Constitucionales de toda laya. Desde aquellos de los viejos tiempos, con capacidad de servicio, muchos de ellos que, nos consta, trabajaron para el beneficio del pueblo, pasando por los lerdos, ignorantes, abusivos, brutos, burros, etc., hasta Gustavo Vargas Cabrera a quien no caza ninguno de estos calificativos o no se ha inventado aún en la Lengua Española.

En menos de que lleguen sus primeros Cien Días de (des) Gobierno, que por obligación debe personalmente informar de manera normal y natural a la ciudadanía sobre el rumbo que tomará la Administración Municipal durante los próximos tres años, se verá muy mal lo sucedido en este fin de semana pasado y ayer lunes además de sus prolongadas ausencias de la alcaldía donde, parece ser que se hizo realidad aquello que sus propios compañeros de partido decían de él y hoy siguen repitiendo: “Si Gustavo gana la presidencia, se la pasará en Puebla o México, México o Puebla, pero menos en Huauchinango That´s all folks.

Informará acaso sobre el cierre de las puertas de la alcaldía de parte de los trabajadores sindicalizados del municipio y su conclusión? O no dirá nada, lo esencial es que como todo mandatario decente rinda el informe a los Cien Días que, pese a no ser obligatorios por Ley, tampoco son para violar una tradición de muchos años porque, si no, sin duda dará mucho y más de qué hablar.

Informará acaso la segunda toma de la Presidencia en menos de 72 horas de pasado el primer incidente? Porque no cabe duda que pareciera ser cosa del Diablo, como diría el Cura del Pueblo.   

Éste de los Cien Días, (Que esperamos no sean como dice Gabriel García Márquez; de “Soledad) será el más esperado Primer Mini-Informe de Gobierno que, de manera normal y natural realizan los alcaldes y sin duda se merece el pueblo para conocer el talante de la nueva administración.

De igual manera conocer cuál será el rumbo que tomará la administración municipal durante los próximos tres años, tiempo que nos endosó a Gustavo Vargas un Andrés Manuel López Obrador Presidente hoy de México.

Porque él y no otro es el culpable de haber traído grandes esperanzas a los pueblos dentro de su discurso de trabajo, cero corrupción cien por ciento transparencia que sigue repitiendo cuando nos da a conocer  sus diarios informes sobre su trabajo que como de una activa abeja desempeña y si lo comparamos con lo que provocan nuestros papanatas municipales dan ganas de llorar.

Y, lo peor, dijo que no visitará Puebla, derrumbando la esperanza que le quedaba al pueblo para que en masa le reclame de viva voz el porqué no eligió a otro candidato para la alcaldía ya que éste no sólo ha demostrada supina ineptitud, sino desprecio total al pueblo y sus aspiraciones, no digamos a los periodistas.

Nada educado para atender a la gente, mejor se la pasa en Puebla en ruedas de prensa y francachelas que estar en la alcaldía atendiendo a las demandas ciudadanas porque al fin y al cabo debe ser presidente municipal de todos. Pero no, se la pasa con su alter ego pensando en subir en la escalera del poder desde ya…hágame usted el recabor favrón y no se vale.

Creemos que pese a todo lo que suceda o haga este alcalde y hemos visto hasta este momento, Gustavo Vargas seguirá siendo un presidente autista, cuyo padecimiento se evidencia por falta de intervención profesional temprana, orientación educativa a su persona, capacitación para responder preguntas,  preparación política además -se le nota- está carente de una estimulación multisensorial. Síntomas todos estos que, entre otros, que evidencian ese grave padecimiento de evasión  de la realidad. Creo que anda apanicado. Conste.