RELLENO SANITARIO EN HUAUCHINANGO UN PROYECTO DE MUERTE

RELLENO SANITARIO EN HUAUCHINANGO UN PROYECTO DE MUERTE
Reafirman rebelión de las comunidades rurales indígenas contra Gustavo Vargas Cabrera
HUAUCHINANGO, Pue.- 9 de Enero de 2019.- Pueblos y comunidades indígenas de esta región mantienen firme su rebelión contra la decisión del alcalde de Huauchinango, Gustavo Vargas Cabrera del partido de MORENA, en su postura de instalar en un frondoso bosque y en medio de ríos, manantiales y cascadas un relleno sanitario local.

Estos hechos fueron evidenciados desde el pasado mes de diciembre, cuando la alcaldía comenzó a urgir un sitio en el cual depositar la basura que se genera en esta localidad, unas 90 toneladas diarias, cerca de tres mil toneladas mensuales.

Frente a esta amenaza que los pueblos rurales e indígenas  consideran “Proyecto de Muerte”, las autoridades auxiliares de los pueblos así como sus habitantes piden que se respeten los Derechos de los Pueblos Indígenas así como que se haga válida la consulta para la toma de decisiones, establecida en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, además de los decretos y protocolos nacionales al respecto.  

En la actualidad, según insisten en la Comuna, pretenden instalar un tiradero de basura en una zona boscosa de la comunidad de Matlaluca y Nopala, en donde no sólo  estarían propiciando un gran foco de contaminación sino que acabarían con las fuentes de agua de innumerables pueblos que de esos veneros se abastecen del vital líquido, además de amenazar gravemente la salud de los pobladores.

Asimismo se insiste en el positivo trabajo cultural realizado por estos pueblos sin que haya siquiera habido un apoyo real y decisivo de la Comuna. Enumeran el rescate del Centro Ceremonial de Nopala, donde desde hace muchos años se lleva a cabo la ceremonia del Año Nuevo Azteca, así como la necesidad de preservar la imagen panorámica de la región que se debe cuidado y no ir al relleno sanitario con la basura que Gustavo Vargas  pretende llevar hasta allá y que si bien tendrá todo de relleno, no será sanitario.