HUACHICOL …… Y HUAUCHINANGO

HUACHICOL …… Y HUAUCHINANGO
Jota Eme.
Siendo, el robo de gasolina y diésel, un problema grave pensamos que su combate y sobre todo el impactó que esto causó no estaba contemplado por el Presidente ni su gabinete.

En efecto, todo es circunstancial. Por eso los ciudadanos y hasta el mismo gobierno nos amanecimos sorprendidos sin combustibles suficientes para un día normal de actividades.

El descontento no ha sido menor, a pesar de que Andrés Manuel dice lo contrario, sin embargo, es indudable que la inmensa mayoría estamos a favor de combatir este robo sea del tamaño que sea.

Aquí en Huauchinango tenemos la suerte, porque ha sido importante fuente de trabajo, de contar con estaciones de bombeo de PEMEX, y somos paso obligado de ductos importantes.

Sin embargo, esto también nos ha hecho vulnerables al robo de combustibles, desde la parte baja de la Sierra que colinda con Poza rica, hasta los límites con el Estado de Hidalgo.

Ya es común escuchar cómo la gente del campo que atraviesa los ductos, o se esconde o se involucra. Recientemente en las comunidades de Cuaxicala, Nopala, La venta, Tenexac y Teopancingo no había trabajadores para tareas agrícolas y/o forestales, “todos están dedicados al huachicol” decía una autoridad local.

Debe haber pillos de todos los tamaños, pero el robo por parte del “pueblo bueno” como lo llama Andrés Manuel es mucho más grande de lo que se imagina.

En efecto, las comunidades por donde pasan todos los ductos están involucradas, y lo más grave es que no están haciendo mucho caso a los llamados del Presidente para que dejen de robar. Por eso los constantes “sabotajes” al ducto que viene de Tuxpan, a pesar de los llamados y advertencias de que están en la mira, y de que ya no podrán salir bajo fianza.

Lamentablemente esta lucha también ha sido utilizada para lucrar políticamente por grupos antagónicos que habrán de disputarse el poder del Estado en elecciones extraordinarias.

Sin mayor investigación, sin tener información ni cierta ni incierta, y aprovechando la falta de ética de algunos comunicadores se empiezan a manchar nombres de aquellos que ven como fuertes adversarios en luchas políticas. Son sabedores de que la difamación si no mancha, tizna.

Y es que una vez designado el Gobernador (a) interino (a) estaremos inmediatamente en un proceso electoral que habrá de culminar en 5 meses. Y en ese proceso se juega mucho en Puebla y en Huauchinango, entre otras cosas porque los grupos políticos regionales quedaron sin ataduras y por tanto libres de decidir sus alianzas con quien mejor les convenga.

Pero volviendo al tema inicial, “Huachicol” no tiene nada que ver con Huachi, ¡todo es una coincidencia!!