YA VINO AMLO A HUACHI Y….QUÉ?

¡Buenos Días, Huauchinango!

YA VINO AMLO A HUACHI Y….QUÉ?
Por El Huachi
Sin duda, luego de las expectativas que dio la visita del Presidente Andrés Manuel López Obrador (a) “El Peje, a Huauchinango, dentro de su gira para recorre los pueblos del país, qué…? Cuáles fueron los resultados directos, tangibles que podremos observar de esta visita?

Los días y semanas pasados y por venir hasta, cuando menos, cumplir los primeros días de gobierno de la administración municipal encabezada por Gustavo Vargas Cabrera, quien ha dado muestras de supina ignorancia en el arte del buen gobierno veremos algún cambio de manera inmediata? 

Faltan algunos días para cuando se cumplirá la fatídica fecha de los Primeros Cien Días de Gobierno.

Fecha ésta en los ediles rinden, por necesidad estratégica y así lo espera el pueblo, un pormenorizado cuanto obligatorio informe -obligación moral y política- sobre las primeras cuentas del trabajo y acciones realizadas en bien de la Municipalidad.

Eso además de dar a conocer un verdadero proyecto de desarrollo, rumbo y avance franco del municipio en los próximos casi tres años por venir compromiso que, ni siquiera en su campaña política dio a conocer.

Ya que en esa etapa previa al triunfo de MORENA, Gustavo Vargas sólo se limitó a dar a conocer la frase “Ahora le toca al pueblo!”, pero no dijo qué le tocaba al tal pueblo y lo único que se ha visto en su ascenso al gobierno son dislates, revanchismo chairos, ineficiencia, falta de atención al público, en fin, acciones de gobierno que hacen suspirar a la ciudadanía hasta por los más ineficientes alcaldes que en el lejano y reciente pasado hemos sufrido los huauchinanguenses.

Sin duda, el pueblo esperaba que Andrés Manuel López Obrador (a) “El Peje” haya corregido para el futuro, como lo dijimos en nuestra pasada colaboración. “Innumerables son los males al pueblo que deben ser remediados ¡ya!, un manotazo en el escritorio en el Primer Piso de la Presidencia Municipal de parte de AMLO no estaría nada mal”.

Que, pese a que (a) “El Peje” se haya ido, su reprimenda, si es que la hubo, resuene en el municipio de Huauchinango y haya cambios tangibles aunque lo dudamos ya que, como dice el dicho: “cuando el gato no está, los ratones hacen fiesta…”

Las pancartas en el mitin-manifestación-campaña política del Peje, salieron a la luz pública, Vox Populi, Vox Dei, habrán tenido algún efecto en el ánimo reprobatorio de (a) “El Peje”? y lo mejor, que Gustavo Vargas Cabrera reconsidere su postura y ahora sí, en serio, se ponga a trabajar y a ver por las necesidades de la gente, no sólo las de Cuquita, ya que en honor a ella se llevó a cabo la primera obra en esta ciudad. No lo podemos olvidar, ¡Joder!, diría el gachupín.

Con cara de empacho o regañado, a Gustavo Vargas sólo le faltaron colocar las consabidas orejas de burro sobre su cabeza, como la corona de oprobios que el pueblo le tiene preparada,  cuando estuvo en presídium, dado que trató de pasar desapercibido y solo pensó “trágame tierra”, cuando los abucheos y la rechifla fueron directamente con dedicatoria a su fofa y gorda persona. Ni modo, ya lo hemos dicho antes, lo repetimos y lo seguiremos repitiendo: “El oficio de político es muy ingrato, porque el político sufre cuando las verdades salen a flote y también sufre cuando las mentiras salen a flote”. Tan, tan. Conste