LOS CÁNDIDOS CANDIDATOS

REFLEXIONES
LOS CÁNDIDOS CANDIDATOS
Jota Eme
Ya empezaron las campañas y a diferencia de otros tiempos, no se notan, son pequeñas o tal vez como sólo es la elección de una persona se pierden en todo el Estado, aunque sean tres candidatos.

Sin embargo, se trata de la elección del Gobernador del Estado, la más importante para quienes aquí vivimos, pero parece que eso es suficiente.

La vida diaria transcurre sin pena ni gloria, no hay en el ambiente ese tufo de competencia política, vaya mucha gente no sabe ni cuando son las votaciones y lo que es peor, ni quiénes son los candidatos.

Puede ser que ya estemos hartos después de una elección de hace apenas 8 meses en la que votamos por todo lo habido y por haber, Presidente de la República, Senadores, Diputados federales, Gobernador, Diputados locales y Presidentes Municipales.

O puede ser también que el triunfo de Morena y la popularidad de Andrés Manuel sea tan apabullante que la mayor parte de la gente diga y piense, “ya sé quién va a ganar” y a partir de ahí le pierda todo interés a este proceso.

Sin embargo, mucho tiene que ver la personalidad de los candidatos y la verdad ninguno de los tres levanta el entusiasmo, la simpatía o la esperanza de la gente

VEAMOS:
Alberto Jiménez Merino candidato del PRI nunca figuró en su partido a pesar de haber recorrido toda la estructura desde diputado hasta Líder de los Campesinos y parte del Gabinete con Melquiades Morales, más bien se burocratizó perdiendo la formación verdaderamente social que debió haberle dado el ser Rector de la Universidad de Chapingo. En resumen. Aquí en Huauchinango solo nos recuerda a sus homónimos Alberto Jiménez Valderrábano y Alerto Jiménez Morales de no muy buena fama. Honradamente creo que el PRI terminó por escoger no el mejor sino el menos malo y el único que aceptó de antemano ser un perdedor.

El PRI compite pues para cumplir con su obligación de postular candidato, no para ganar la gubernatura.

Enrique Cárdenas Sánchez candidato del PAN, PRD Y MC sin ser militante de ningún partido se presenta como el auténtico ciudadano en busca del poder político, y trata de representar el hartazgo que la clase política ha infundido en la sociedad, pero su formación como investigador, y como académico no le brindan la chispa que se mama en la lucha social, en el conocimiento del pueblo, de sus comunidades y de su pobreza, y por tanto no se identifica ni en su lenguaje ni en su imagen con la gente común y corriente. Hasta hoy está desconectado del pueblo, con todo y que es el que podría presentar una verdadera alternativa de Gobierno diferente.

Miguel Barbosa candidato de MORENA y el Partido Verde, este si es pueblo, pero “venido a más”, y esto, contra todo lo que pudiéramos pensar, no le ayuda. No le es útil porque su ascenso es muy obscuro, pasó de ser un auténtico luchador social a ser candidato y Senador en Coalición con el cuestionado Rafael Moreno Valle, y después Líder del Senado en obscuros acuerdos con Emilio Gamboa, en donde por cierto se convirtió en un auténtico franco-tirador contra Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, todos sabemos que hoy es su candidato oficial y se encuentra en la antesala de la Casa Puebla, lo sabe y actúa ya como virtual gobernador, al más puro estilo priista.

En este escenario, los votantes poco podemos esperar y poco nos podemos entusiasmar, me temo que esta será una de las votaciones más bajas en participación ciudadana.